Las torres de control pasarán a la historia ("Este es el futuro")

La torre de control del aeropuerto de la Ciudad de Londres será controlada a 130 km de distancia.

Las torres de control pasarán a la historia ("Este es el futuro")

Cómo harán los controladores del aeropuerto de Londres para trabajar a 130 kilómetros de las pistas

La nueva torre de control del aeropuerto de la Ciudad de Londres no estará en Londres, sino a 128 kilómetros de distancia. En su lugar habrá un mástil con 14 cámaras HD que transmiten todo lo que pasa en la terminal en tiempo real.

La denominada 'Torre de control digital', como se ve en este video de Tom Scott, comenzará a operar en el 2020 y el equipo humano contará y unas gigantescas pantallas en una disposición circular (360° comprimidos en 225°) que simularán las vistas desde una torre «convencional», desde donde los controladores humanos realizarán todas las operaciones habituales. Eso sí, estarán a una hora en coche del aeropuerto físico.

Las pantallas tienen un poco de «realidad aumentada», ya que muestran junto a las imágenes de vídeo de los aviones los indicativos, códigos y otros datos como la velocidad o la altitud. Según los expertos de NATS (la empresa de servicios que lo ha desarrollado) el lag o «retardo» es de menos de un segundo. Además las pantallas y feeds de datos tienen un sistema de protección para alertar si están fallando o se han quedado «congelados» por alguna razón.

Entre las curiosas cosas que han tenido que tener en cuenta para que el invento funcione sin posibilidad de fallos se incluye un sistema de protección de las cámaras contra viento, lluvia, hielo, e inclusive pájaros. Y si todo falla por alguna razón catastrófica la solución es muy tradicional: imaginar que hubiera una espesa niebla que no permite ver nada de nada. Los vuelos aterrizan en automático o se desvían – y todos contentos.