Los trabajadores de Finnair amenazan con huelgas en El Prat

Finnair opera cuatro vuelos diarios y seis los sábados y domingos entre Barcelona y Helsinki.

Los trabajadores de Finnair amenazan con huelgas en El Prat

Los trabajadores subcontratados por la aerolínea finesa anuncian una huelga que puede perjudicar a más de 7.200 pasajeros

El Prat sigue viviendo un verano complicado. A las cancelaciones y demoras por razones de operatividad y climáticas y el paro de los tripulantes de Ryanair, ahora los trabajadores de Finnair anunciaron una huelga para los próximos fines de semana en su base de Barcelona.

Unos 50 trabajadores fueron convocados por el sindicato USO, y las fechas de la huelga serían los días 18, 19, 25 y 26 de agosto, y 1 y 2 de septiembre. Cada uno de esos días la aerolínea opera seis vuelos entre Barcelona y Helsinki (tres de ida y tres de vuelta), con 200 pasajeros por vuelo; por lo que la medida de fuerza puede perjudicar a 7.200 usuarios.

Protesta ante la subcontrata

Técnicamente estos empleados son subcontratados por la empresa Atlas, dependiente de la oficina de trabajo temporal Adecco Outsourcing que, según el sindicato, "les aplica un convenio de empresa que no reconoce las particularidades del sector aéreo".

Las huelgas fueron convocadas para tres fines de semana, donde Finnair opera seis vuelos por día entre Barcelona y Helsinki

Por ello, este viernes los representantes de la subcontrata y los sindicales se reunirán en la sede del Departamento de Trabajo de la Generalitat para evitar la huelga.

Reclamo de los tripulantes

Según un comunicado de USO, los trabajadores de El Prat reclaman la categoría profesional de tripulantes de cabina porque, aseguran, "ahora aparecen en nómina como auxiliares administrativos".

Piden también una mejora de las condiciones salariales, ya que su nómina oscila entre los 1.200 y 1.500 para tripulantes de cabina, "salarios por debajo incluso de las peores compañías de bajo coste".

El Prat, la principal base de Finnair

El Prat es la principal base de España de Finnair. La de Madrid cuenta con una plantilla de 20 a 25 empleados, con los que Adecco pactó una mejora salarial posterior al cambio de convenio, que modificó las condiciones laborales en los trabajadores basados en el país.

"Hemos negociado las condiciones con ellos. Hemos intentado ser flexibles. Si fueran medidas tan desventajosas no las habrían aceptado en Madrid. Les propusimos las mismas condiciones y Madrid las aceptó sin ningún problema", ha asegurado una fuente interna de Adecco en declaraciones a Efe.

"Desconocemos los motivos por los que en Barcelona no las han aceptado", indicaron fuentes de la empresa.