Trabajo pone la lupa en las condiciones laborales de Ryanair

Inspección de Trabajo analiza las denuncias realizadas por tripulantes y pilotos contra Ryanair.

Trabajo pone la lupa en las condiciones laborales de Ryanair

El Ministerio de Trabajo investiga las condiciones de los contratos de la aerolínea irlandesa y presiona para que sean firmados bajo la legislación española

Ryanair afronta un nuevo conflicto. Los tripulantes españoles y de otros países siguen adelante con su convocatoria de dos jornadas de huelga en reclamo de un cambio en las contrataciones. Y la Inspección de Trabajo inició una serie de investigaciones sobre las condiciones laborales de la aerolínea irlandesa en España.

Los funcionarios de esta área del Ministerio de Trabajo están manteniendo reuniones con trabajadores, representantes sindicales y realizaron visitas a la base de Barcelona para conocer cómo es la política laboral de la aerolínea, informa El Economista.

También mantienen reuniones con las empresas Crewlink y Workforce, por las que Ryanair terceriza las contrataciones de pilotos y tripulantes.

Ryanair se escuda en la legislación irlandesa

El proceso de investigación será largo, porque Ryanair mantiene a sus empleados contratados bajo la legislación irlandesa, y muchas de sus prácticas laborales se pueden considerar ilegales en España, pero están permitidas por las leyes emitidas por Dublín.

Un caso es el envío de tripulantes a Portugal para reemplazar a los trabajadores que realizaron huelgas. Esta práctica está prohibida por las leyes portuguesas y españolas, pero Ryanair se escudó en que la legislación irlandesa lo permite.

Reclamos de los tripulantes y pilotos

La contratación bajo las leyes de cada país es uno de los reclamos que motivó las huelgas de los tripulantes. Además de los derechos laborales, Trabajo tiene la lupa puesta en que los trabajadores cotizan ante la Seguridad Social en vez de la española.

Inspección de Trabajo quiere averiguar si es cierto que los trabajadores de Ryanair subcontratados ganan menos que los que se encuentran en nómina

Los pilotos agrupados en Sepla presentaron una demanda para obligar a Ryanair a que las contrataciones se hagan bajo las leyes españolas. Su presentación fue demorada en un primer momento a la espera del reconocimiento del sindicato, pero como esta medida nunca llegó, estos trabajadores reactivaron el proceso.

Irregularidades detectadas en Ryanair

La investigación de Trabajo comenzó a principios de año tras una denuncia de los TCP, precisa El Economista.

Esta dependencia oficial solicitó documentación al sindicato Sitcpla y detectó al menos seis irregularidades, como fraude, encadenamiento de contratos temporales –que podían superar los 10 años-, cambios arbitrarios de las condiciones laborales, ausencia de regulaciones con los permisos de boda o enfermedad, y falta de precisión sobre accidentes de trabajo e incapacidades, entre otros puntos.

Inspección también quiere confirmar si es cierto que los TCP contratados a Crewlink y Workforce reciben un salario menor que los que se encuentran en nómina bajo la aerolínea, aunque tengan las mismas tareas y horarios.