Los tripulantes de cabina de Ryanair irán de nuevo a la huelga

Los tripulantes de Ryanair valoran hoy el impacto de las huelgas de este verano. EFE.

Los tripulantes de cabina de Ryanair irán de nuevo a la huelga

Los tripulantes de España, Portugal, Bélgica, Italia, Holanda y Alemania acuerdan nuevas movilizaciones a finales de septiembre

Los sindicatos de tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair de los mercados español (USO y Sitcpla), portugúes (SNPVAC), belga (CNE-CSC y LBC-NVK), italiano (Filt Cgil y Uiltrasporti), holandés (FNV) y alemán (Ver.di) decidieron hoy en una reunión celebrada en Roma secudar una nueva huelga la última semana de septiembre a nivel europeo, tras las convocadas a finales de julio.

Según informaron los sindicatos italianos en un comunicado, aún no ha sido definida la fecha de la huelga, que será fijada y comunicada próximamente. Están llamados a sumarse a la convocatoria los trabajadores de Italia, Alemania, Irlanda, Suecia, Holanda, Bélgica, Portugal y España.

El responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo, Ernesto Iglesias, apuntó en que la fecha exacta no ha sido decidida aún porque los sindicatos de los distintos países tienen que "armonizar las distintas legislaciones para encontrar el día" en el que todos puedan coincidir. No obstante, añadió, "se conocerá antes del 13 de septiembre, fecha límite de convocatoria para algunos de los países", prosiguió.

La nueva huelga, para la que no hay aún una fecha definida, tendrá lugar a finales de septiembre y están llamados a sumarse a ella los trabajadores de Italia, Alemania, Irlanda, Suecia, Holanda, Bélgica, Portugal y España

Reclamaciones de los tripulantes

Este paro se celebrará, según informaron los sindicatos, en protesta por los "graves inconvenientes" que la aerolínea está causando "a todo el personal europeo, impidiendo la libertad sindical de sus empleados, no reconociendo los derechos salariales y asistenciales, y utilizando al personal de vuelo reclutado por agencias de administración extranjeras", señalaron en la nota oficial.

Esta situación, añadieron, está "causando competencia desleal salarial y una jungla de reglas que no son admisibles en la Unión Europea".

Por ello, Filt Cgil y Uiltrasporti piden el reconocimiento de las peticiones legítimas del personal de Ryanair y un "convenio colectivo digno, que reconozca los derechos de los trabajadores".

Valoración de las huelgas de julio

El encuentro tuvo lugar para valorar las huelgas de los días 25 y 26 de julio, secundada por más de 3.000 tripulantes de vuelo de España, Bélgica, Portugal e Italia que se movilizaron para exigir la aplicación de la legislación laborar de sus respectivos países y el fin de las subcontrataciones. La movilización afectó a más de 100.000 pasajeros.

Además, el 10 de agosto tuvo lugar otro paro, en este caso convocado por los pilotos en Irlanda, Suecia, Bélgica, Alemania y Holanda supuso la cancelación de casi 400 vuelos y trastornos a 55.000 pasajeros.

Diferentes voces entre los sindicatos y accionistas ponen en cuestión la gestión del presidente del consejo de Ryanair, David Bonderman en relación a la política laboral de la compañía

 

Junta general de accionistas de Ryanair

El encuentro se celebró dos semanas antes de la junta general de accionistas de Ryanair, que tendrá lugar el 20 de septiembre en Dublín, con el objetivo de influir en las decisiones que se adopten e incluso forzar a “replantear si la cúpula directiva actual es la adecuada para el futuro de Ryanair”, según señaló el responsable de vuelo de USO Sector Aéreo, Ernesto Iglesias.

De hecho, diferentes voces entre los sindicatos y accionistas ponen en cuestión la gestión del presidente del consejo, David Bonderman respecto a la política laboral, que genera conflictos y enfrentamientos que acaban redundando en pérdidas, lo que provoca malestar en los inversores.

La firma de los dos primeros convenios colectivos en la historia de Ryanair, con sus pilotos en Italia e Irlanda, marca lo que parece el inicio de una nueva era en las relaciones laborales en la aerolínea que preside Michael O’Leary

Además, la reunión tuvo tras la firma del histórico convenio colectivo –primero en los 32 años de trayectoria de la compañía- suscrito con los pilotos italianos tras sucesivas reivindicaciones –y una huelga este verano- por parte de este colectivo.

A continuación, un segundo convenio, en este caso con los pilotos irlandeses, marca lo que parece el inicio de una nueva era en las relaciones laborales en la aerolínea que preside Michael O’Leary.

Tras la firma de ese acuerdo, de hecho, se paralizó el plan de recortes que la empresa había anunciado en julio, que implicaba una reducción del 20% de su flota basada en Irlanda, y que hubiera afectado a alrededor de 100 pilotos y 200 TCP.

Nuevos acuerdos

Además, Ryanair anunció que estaba preparando más encuentros con otros sindicatos de pilotos de sus principales mercados. En España, el sindicato de pilotos Sepla ya ha confirmado que se reunirá con la compañía la próxima semana.

El avance en las negociaciones con los pilotos no tiene, por el momento, paralelismo en el caso de los tripulantes de cabina

Respecto a los TCP, esta semana estaba prevista en España una nueva reunión de mediación de USO y Sitcpla con la compañía en la sede de la Dirección General de Trabajo, desconvocada tras conocerse la dimisión de la directora general de trabajo, Concepción Pascual.

Sin acuerdos con los TCP

El avance en las negociaciones con los pilotos no tiene, por el momento, paralelismo en el caso de los tripulantes de cabina, más allá del reconocimiento como parte negociadora del sindicato alemán Ver.di, en julio, y el irlandés Forsa, la semana pasada, aunque esto solo aplica a los trabajadores directamente contratados.

Estos sindicatos se unen a los ya reconocidos en Italia (ANPAC, ANPAV y Fit-Cisl) y Reino Unido (UNITE), por lo que la aerolínea asegura que el 65% de sus TCP tienen ya acceso a representación sindical.

En el caso de España, los sindicatos y Ryanair llevaron a cabo cinco encuentros en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) y la Dirección General de Trabajo, el último una semana después de la huelga y el único en el que los sindicatos afirmaron ver un acercamiento de posturas con Ryanair.