Los tripulantes españoles crean el primer sindicato en Ryanair

Una tripulante desciende de un 737 de Ryanair.

Los tripulantes españoles crean el primer sindicato en Ryanair

Los tripulantes de cabina crean una central en una empresa que siempre se ha negado a permitir la organización sindical

Cerodosbé .

BARCELONA

06/10/2017 - 19:03h

En Ryanair no quieren a los sindicatos. O para decirlo más diplomáticamente: aceptan que sus trabajadores estén afiliados a una central, pero se niegan a tenerlos como interlocutores en caso de conflictos laborales.

Los pilotos británicos e irlandeses están negociando la creación crear un sindicato, pero el primer paso lo han dado en España, con la creación de Sitcpla, el primer sindicato de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) en la aerolínea irlandesa, que cuenta con 1.700 trabajadores en una docena de bases.

La creación de la sección se ha decidido tras la celebración esta semana de asambleas de TCP de Ryanair en las bases de Madrid y Barcelona y las posteriores votaciones en todas las que la low cost tiene en España.

Las gotas que colmaron el vaso de los tripulantes

Sitcpla ha explicado que la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en casos acumulados de TCP contra Ryanair y sus agencias de contratación "ha supuesto un punto de inflexión".

El TJUE ha dictaminado que los litigios relativos a los contratos de los TCP de Ryanair están sujetos a la jurisdicción de los tribunales del país donde los tripulantes presten sus servicios, y no a la jurisdicción irlandesa, como defendía Ryanair, que estimaba le resultaba más favorable.

A esta sentencia se suman los recientes acontecimientos ocurridos en Ryanair, que han supuesto la cancelación de miles de sus vuelos, con cientos de miles de pasajeros afectados.

Solicitud ante la UE

Según la nueva organización, Ryanair "no puede seguir tirando los costes laborales por los suelos y forzando a las demás aerolíneas a socavar los convenios colectivos, indefinidamente", sin obtener una respuesta acorde por parte de los sindicatos agrupados en la ETF (European Transport Workers' Federation), uno de los cuales es Sitcpla, y los órganos de gobierno de la Unión Europea (UE).

Sitcpla considera imprescindible que la UE acometa los cambios legislativos necesarios para "eliminar las lagunas y vacíos legales que permiten a Ryanair utilizar trucos para obtener los beneficios más altos del sector, a costa de desproteger a sus trabajadores, precarizar el transporte aéreo y perjudicar los derechos de los pasajeros, minando a las demás aerolíneas de manera desleal".