Trump causa un agujero de 33.000 millones a Boeing y Airbus

La renovación de la flota de Iran Air queda congelada por las sanciones de Trump.

Trump causa un agujero de 33.000 millones a Boeing y Airbus

Boeing y Airbus analizan el impacto económico que acarreará las sanciones comerciales del gobierno de EEUU al gobierno de Irán

Las sanciones económicas de Donald Trump al gobierno de Irán repercutirán en un agujero de 33.000 millones de euros en las ventas de Boeing y Airbus. El gobierno de Teherán había firmado diversos contratos con los fabricantes para renovar la envejecida flota de Iran Air, pero los acuerdos quedarán congelados por imposición de la administración norteamericana.

El secretario del Tesoro de EEUU Steven Mnuchin dijo que las licencias de exportación de Airbus y Boeing quedarán revocadas, y echa tierra sobre el acuerdo que las aerolíneas iraníes habían firmado tras la apertura de Barack Obama a las operaciones comerciales con el gobierno islámico.

Más problemas de Boeing con Trump

En el caso de Boeing, este no es el primer varapalo que recibe por parte de Trump. La amenaza de una guerra comercial con China puede perjudicar sus suministros de acero y aluminio. Por otra parte, Rusia analiza responder a las sanciones de EEUU con el cese de exportación de titanio, otro elemento vital del constructor para fabricar sus aviones.

El gobierno de Teherán había firmado acuerdos con Boeing y Airbus para renovar la envejecida flota de Iran Air

Boeing había firmado un acuerdo con Iran Air para entregar 80 aeronaves por un valor de 14.000 millones de euros, y con la línea Aseman Air había sellado una operación por 30 aviones por 2.500 millones. Pero como todavía no se habían concretado las entregas, el anuncio de Trump no impactó en los valores del fabricante norteamericano.

Pedido por Airbus

En cuanto a Airbus, tenía comprometidas las entregas de 95 aviones a Iran Air, entre ellos 16 del A350 y 28 unidades del A330neo, modelo que no termina de despegar comercialmente. Estas operaciones estaban cotizadas en 16.000 millones de euros.

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, dijo que se comunicará con su par norteamericano para permitir una excepción al fabricante afincado en Tolouse.

El problema para Airbus es que más del 10% de los componentes de sus aviones utilizan materiales de empresas estadounidenses, como Rockwell Collins, General Electric y United Technologies; firmas que están sujetas a posibles sanciones si se concretan ventas a Irán.