Uber y Airbus se sacan chispas por los taxis voladores

City Airbus es el prototipo del fabricante aeronáutico europeo para desarrollar los taxis aéreos.

Uber y Airbus se sacan chispas por los taxis voladores

Uber abre un centro de investigación en París y Airbus lanza una división para impulsar el desarrollo de taxis voladores

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

29/05/2018 - 11:59h

Airbus quiere tomar la delantera en la carrera por los taxis aéreos. El fabricante europeo creó una división para desarrollar estos vehículos autónomos, que podrían solucionar los problemas de congestión del tránsito en las grandes ciudades.

La nueva Urban Air Mobility (UAM) de Airbus tendrá su sede en Múnich, y estará dirigida por el ingeniero español Eduardo Domínguez Puerta.

Proyectos en carpeta

Entre los proyectos que esta unidad tiene en carpeta se encuentra el prototipo de taxi volador autónomo City Airbus, otro modelo llamado Vahana, y la plataforma para reservar helicópteros de lujo Voom.

Otro tipo de vehículo en el que Airbus está trabajando es el Pop.up, un modelo de transbordador eléctrico no tripulado que se presentó en París, y en el que el fabricante aeronáutico está asociado con Audi.

Alianzas con fabricantes de automóviles

Pero Audi no es la única firma de automóviles con que Airbus quiere trabajar. “Ahora tenemos que prepararnos, establecer alianzas con varias partes interesadas, incluidas las agencias de seguridad aérea y definir los proyectos piloto”, dijo el consejero delegado Tom Enders, quien precisó que la nueva división de Airbus estará “abierta para la cooperación con otros fabricantes de vehículos”.

Airbus trabaja en diversos prototipos para ganar la competencia de los taxis aéreos

Otros gigantes en competencia

Además de Airbus hay otros grandes grupos industriales y de la tecnología que también están en carrera por este tipo de vehículos.

El cofundador de Google, Larry Page, invierte en las start-ups Kitty Hawk y Zee Zero, que han probado con éxito un prototipo de dron gigante tripulado por una persona.

Inversión millonaria de Uber

Uber invertirá 20 millones de euros en su Centro de Tecnologías Avanzadas de París, cuyo primer proyecto será crear una red de aeronaves eléctricas.

Una de ellas es Uber Elevate, una red de vehículos de despegue y aterrizaje vertical. Allí también se trabajará en sistemas de inteligencia artificial y de gestión del espacio aéreo para apoyar a gran escala la expansión de Uber Air.

La plataforma de alquiler de coches espera realizar sus primeras pruebas en Dallas y Los Ángeles para el 2020.

El primer edificio para coches voladores

Faltará al menos una década (o quizás menos) para que estos vehículos surquen los cielos, pero ya hay inmobiliarias y constructoras que ven un filón de negocio en este sector.

En Florida, la promotora Paramount Miami Worldcenter está desarrollando un rascacielos de 60 pisos cuya terraza tendrá un skyport para permitir el aterrizaje y despegue de estas aeronaves.

“Aquí radica el futuro del transporte dentro de los próximos 10 a 15 años. No dudamos que la aviación urbana está más cerca de la realidad de lo que cabría esperar”, dijo Dan Kodsi, presidente de la inmobiliaria