Lufthansa vende un A340 convertido en mesas de café

¿Quieres llevarte un A340 a tu casa? Lufthansa te vende un trozo del suyo.

Lufthansa vende un A340 convertido en mesas de café

Una segunda vida puede convertir aeronaves en desuso en restaurantes, decoración para hoteles, parques temáticos submarinos… o mesas de café

Mar Nuevo

Madrid

20/09/2019 - 11:31h

Hay vida para los gigantes de los cielos una vez que dejan de volar. Los hemos visto convertidos en restaurantes o museos, plantados en el jardín de un hotel y hasta dando forma a parques temáticos submarinos. Pero Lufthansa ha ido un paso más allá para permitirnos tener en nuestras propias casas un pedacito de la historia de la aviación.

Si logran superar el desmantelamiento y el abandono en los cementerios de aviones, las aeronavews pueden optar a una segunda vida. 

Según Lufthansa, los materiales de sus aviones son tan valiosos que era necesario ofrecerles una segunda oportunidad

[Para leer más: Baréin hunde un 737 para crear un parque temático submarino]

Edición limitada

“Todos hemos mirado por la ventana de un avión y hemos visto cómo el mundo exterior se hace más pequeño. Con la edición limitada de Lufthansa, ahora puede ver las cosas desde una perspectiva completamente nueva”.

A340 de Lufthansa desmantelado. Foto: Lufthansa.
El A340 desmantelado y reciclado. Foto: Lufthansa.

Así presenta la aerolínea en su web un catálogo de productos realizados con partes de un A340-600, en servicio entre 2006 y 2016, y ahora transformado en diferentes piezas que van desde una mesa de café a relojes de pared pasando por una original estantería, pero también llaveros, maletines y mochilas.

Solo se han hecho ocho unidades de la mesa de café que incluye un parte del fuselaje externo del avión y dos ventanillas

La colección, creada en colaboración con Wilco Design, se ha bautizado como Upcycling Collection y según la compañía “combinan el pasado con un mensaje para el futuro y son la encanación perfecta de la sostenibilidad”.

Perfecto para coleccionistas

Entre las piezas se encuentran una mesa elaborada con partes del fuselaje del avión, identificado por el código de registro D-AIHO, incluidas dos ventanas, con un recubrimiento de vidrio y unas medidas de 114 x 45 x 95 cm. Solo se han hecho ocho unidades, lo que hace de la mesa una verdadera pieza de colección.

Mesita café. Foto: Lufthansa.
Mesa elaborada con piezas del A340. Foto: Lufthansa.

El precio, claro, va en consonancia: 2.222 euros te costará llevarte a casa el estilo de Lufthansa.

De dimensiones más pequeñas, 100 x 45 x 43 cm, las mesas de café sin ventanas tienen un precio de 1.399 euros. Hasta 30 amantes del mundo de la aviación podrán hacerse con una de ellas.

Además, otras ventanas se utilizaron para hacer sofisticadas ‘barras de pared’ perfectas para usar como botelleros. Otras piezas incluyen relojes de pared y llaveros revestidos de metal del avión, estos últimos con un precio de 27 euros.

Según la compañía, sus materiales son “demasiado valiosos para tirarlos”, lo que condujo la idea de la reutilización a través de esta exclusiva colección de aires elegantes y funcionales y que permite que el “espíritu de los objetos originales siga vivo en cada uno de nuestros productos reciclados”.

Lufthansa recycling. Foto Lufthansa.

Además de las piezas de mobiliario, la colección cincluye otros objetos como maletines y mochilas creadas a partir de textiles como mantas de la clase ejecutiva y fundas de resposacabezas.

[Para leer más: La lenta jubilación de los A340]

A340-600

Lufthansa fue uno de los mayores operadores del A340-600, que también posee Iberia, el segundo modelo de pasajeros más grande fabricado por Airbus, con cuatro motores y orientado a vuelos de ultra larga distancia, con autonomía de entre 12.400 y 17.000 km y capacidad para hasta 440 pasajeros.

Desarrollado en 1993 y operado por primera vez hace casi 20 años, en 2011 se desechó el programa en favor del A350 que, con solo dos motores, supone un avance en cuanto a eficiencia y reducción del empleo de combustible.

Desmantelamiento A340. Foto Lufthansa.
Desmantelamiento del avión. Foto: Lufthansa.

En concreto este A340 de Lufthasa dejó de volar en 2016 y su desmantelamiento se extendió a lo largo de 16 semanas.

Para la colección se empleó aproximadamente el 92% del material orginal del avión, el más largo del mundo con 75 m en el momento de su lanzamiento.