Un ciberataque apaga las pantallas del aeropuerto de Bristol

El aeropuerto de Bristol negó haber pagado ningún rescate a los hackers.

Un ciberataque apaga las pantallas del aeropuerto de Bristol

Un ataque 'especulativo' de hackers obligó a ofrecer la información de salidas y llegadas mediante pizarras

Si hace una semana fue Bristish Airways quien denunció el robo de datos de más de 380.000 clientes, el pasado fin de semana los hackers colocaron al aeropuerto de Bristol en el centro de sus actividades. El aeródromo culpó a un ataque cibernético ‘especulativo’ de los fallos en sus pantallas de información de vuelos, que se prolongaron durante dos días, lo que obligó a recurrir a pizarras y rotuladores tradicionales para ofrecer los datos a los pasajeros.

Un portavoz del aeropuerto birtánico señaló a la BBC que las pantallas de información fueron desconectadas a primera hora del pasado viernes como medida de precaución para contener un ataque similar al denominado ransomware.

El ataque sufrido por el aeroapuerto de Bristol fue similar al denominado 'ransonware', por el que los hackers bloquean determinadas partes o archivos de un sistema y exigen un rescate a cambio de recuperar el acceso

Se conoce por este nombre la técnica por la que los hackers bloquean determinadas partes o archivos de un sistema y exigen un rescate a cambio de recuperar el acceso.

Ataque ‘especulativo’ al aeropuerto de Bristol

El portavoz, James Gore, señaló que no se había pagado ningún rescate, mientras que añadió que se está trabajando en “ubicaciones clave”, entre ellas las informaciones correspondientes a las salidas y las llegadas, para blindar el sistema.

La información, hasta el momento, apunta a un ataque online contra los sistemas de información, que llevó al aeropuerto a desconectar las pantallas como “medida de precaución”.

En ningún momento, señalaron las fuentes del aeródromo, la seguridad o la protección de los sistemas del aeropuerto se vieron afectados o puestos en riesgo

Se hizo, según Gore, “para contener el problema y evitar cualquier impacto adicional en los sistemas críticos”. En ningún momento, añadió, la seguridad o la protección de los sistemas del aeropuerto se vieron afectados o puestos en riesgo.

Ayer domingo ya se había restaurado la información en las pantallas ubicadas en las zonas de llegadas y salidas del aeropuerto.

Información en pizarras blancas

Según las informaciones conocidas, señaló el portavoz, “se trató de un intento especulativo y no un ataque dirigido al aeropuerto de Bristol”.

Para contrarrestar la ausencia de pantallas digitales, se establecieron “planes de contingencia” o, dicho de otro modo, se recurrió a procedimientos manuales, incluidos pizarras y rotuladores, así como a personal adicional que ofreció información a los pasajeros.

Aunque no se produjeron cancelaciones, varios pasajeros se quejaron por la falta de información, que los responsables del aeropuerto achacaron a la “cautela” con la que se manejó la situación.

"Dada la cantidad de sistemas críticos de seguridad operacional que confluyen en un aeropuerto, queríamos asegurarnos de que el problema con la aplicación de información de vuelo que experimentó el problema se resolvió por completo antes de volver a conectar las pantallas".