Los vigilantes de seguridad levantan la huelga en Madrid-Barajas

Las aerolíneas tratan de animar con ofertas a los pasajeros en el arranque del otoño.

Los vigilantes de seguridad levantan la huelga en Madrid-Barajas

Alternativa Sindical desconvoca la huelga en los filtros de seguridad tras llegar a un acuerdo con Ilunion

El aeropuerto de Madrid-Barajas operará con normalidad las próximas semanas. La huelga de los vigilantes de seguridad fue desconvocada tras el acuerdo que Alternativa Sindical llegó con la empresa Ilunion, concesionaria del servicio.

El acuerdo se alcanzó en la mediación que tuvo lugar en el Instituto Laboral de Madrid. El punto clave fue "el reconocimiento de los complementos salariales que los vigilantes tenían consolidados” como son el plus de asistencia o por trabajar de madrugada. Según Alternativa Sindical, se pactó que ambos conceptos no fueran ni compensados ni absorbidos por otros complementos, señaló en un comunicado.

Temor al efecto contagio

Las huelgas pensaban tener lugar entre el 24 de agosto y el 3 de septiembre, en el turno de la mañana. En un primer momento, los directivos de las aerolíneas españolas temieron que se produzca un efecto contagio con otras terminales, y se viva un panorama similar al caos protagonizado por los vigilantes de Barcelona-El Prat el año pasado.

Pero la imposición de los servicios mínimos al 90% debilitó la convocatoria, que además fue promocionada por un sindicato con una representación mínima entre los trabajadores de la terminal madrileña.

La huelga en Madrid-Barajas había quedado debilitada tras la imposición de servicios mínimos al 90%, y al desmarque de UGT y CCOO en la convocatoria

Además las grandes centrales UGT y CCOO se desmarcaron del llamado a la huelga. En los últimos días criticaron que sus reivindicaciones eran “una muestra de oportunismo claro”, y dijeron que Alternativa Sindical buscaba tener “publicidad gratuitamente”.

El paro también se iba a extender en el aeropuerto de Las Palmas, en Gran Canaria, pero la filial local de este sindicato también optó por levantar la medida de fuerza.

Reclamo de USO

Pero las aguas no han vuelto totalmente a su cauce. La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de USO reclamó a Aena que aclare cómo y cuándo se va a comenzar a abonar el plus variable a los aproximadamente 3.000 vigilantes de seguridad que prestan sus servicios en los aeropuertos españoles.

En la mañana del jueves FTSP-USO y las empresas Eulen y Segurisa mantuvieron una reunión en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), debido a que el sindicato presentó un conflicto colectivo para garantizar el abono de este plus.

Los actos de mediación se suspendieron hasta el 3 de octubre. La decisión fue para aguardar a los acuerdos que se adopten en la Comisión Paritaria del Convenio Colectivo de Empresas de Seguridad Privada, que se celebrará en septiembre.