Virgin Atlantic puede salvar la vida a Flybe

Flybe está a punto de desaparecer. A menos que la rescate Virgin Atlantic. EFE

Virgin Atlantic puede salvar la vida a Flybe

El rechazo de Ryanair y Easyjet a comprar a la agonizante Flybe la condena a su desaparición. Pero Virgin Atlantic puede ser la tabla de salvación

Virgin Atlantic es la esperanza de Flybe para no desaparecer. La compañía fundada por Richard Branson surge como un posible comprador de la aerolínea de bajo coste británica, que colgó el cartel de ‘se vende’ tras los malos resultados financieros.

El destino de Flybe parecía condenado a la desaparición y a la venta de sus activos por lotes, algunos interesados en los slots en aeropuertos medianos del Reino Unido y otros en sus aviones Bombardier y Embraer.

Pero Virgin Atlantic contactó con los directivos de Flybe para negociar una posible absorción de la aerolínea, informa Sky News.

Las low cost en la cuerda floja

El incremento del precio del combustible pone en la cuerda floja el modelo de negocio de las low cost europeas. En el caso de las británicas, el panorama se agrava con la devaluación de la libra esterlina y con la incertidumbre en torno al “brexit”.

Virgin Atlantic no pagaría más de 22,6 millones de euros por Flybe, aunque tendría que invertir al menos 10 millones más para dotarla de liquidez

A mediados de 2017 Monarch Airlines se declaró en quiebra, y este año cayó Primera Air, que ofrecía vuelos desde diversos aeropuertos británicos a Norteamérica. En lo que va del año, ocho aerolíneas de bajo coste cerraron sus puertas.

Rechazo de Ryanair y Easyjet

Flybe prevé que en el invierno tendrá pérdidas tan grandes que le será inviable seguir funcionando. Según The Independent, la aerolínea tendrá una sangría de casi 8.000 euros por hora.

Desde que anunciaron que buscan potenciales compradores, los directivos de Flybe miraron hacia las dos compañía de bajo coste más importantes del continente: Ryanair y Easyjet. Pero a ninguna de las dos le interesa rescatarla, y la insolvencia volvía ser la opción más cercana.

La revancha en Gran Bretaña

Si Virgin Atlantic que quedara con Flybe sería una revancha tras el fracaso comercial de Little Red, la aerolínea regional que Richard Branson intentó poner en marcha entre 2013 y 2015, y que no pudo seguir adelante por sus abultadas pérdidas.

La red de Flybe puede servir a Virgin para conectar sus vuelos de largo radio con diversos destinos británicos, como Londres, Aberdeen, Edimburgo, Glasgow, Belfast, Manchester, Bristol, Cardiff y Birmingham, entre otros.

Dado que la mayoría del capital social de Virgin Atlantic está en manos de Air France-KLM y Delta, también puede servir al grupo franco-holandés para conectar a ciudades del Reino Unido con París y Ámsterdam.

¿Y cuánto vale Flybe?

El aeropuerto de Manchester puede ser una buena pieza para decidir a Virgin: mientras que Heathrow y Gatwick operan cerca de sus límites, el aeropuerto de esa ciudad industrial tiene interesantes posibilidades de expansión.

Si Virgin concretara la operación, no debería pagar más de 22,6 millones de euros, el valor de mercado que actualmente tiene Flybe. Pero debería invertir al menos diez millones más para dotar de liquidez a la alicaída aerolínea para que pueda operar con normalidad.