Volé (y sobreviví) al vuelo más largo del mundo

El Airbus350-900 de Singapore Airlines puede volar más de 16.000 kilómetros | Wikipedia

Volé (y sobreviví) al vuelo más largo del mundo

Esta es la experiencia de tomar el vuelo inaugural entre Nueva York y Singapur, el más largo del mundo: 16.000 kilómetros

Singapore Airlines ha relanzado este martes su servicio sin escalas que conecta el aeropuerto internacional Newark Liberty, en las afueras de Nueva York con su base en el aeropuerto de Changi en Singapur. Con una ruta de 16.000 kilómetros y una duración de hasta 19 horas, se trata del vuelo más largo del mundo.

El vuelo SQ22 de Singapore Airlines, con un nuevo Airbus A350-900ULR, despegó del aeropuerto de Changi el jueves por la noche, hora local. Casi 18 horas después, a las 5:30 de la madrugada del viernes, en el huso horario del este de EE.UU., el vuelo llegó a Newark. Un poco más tarde esa misma mañana, el vuelo SQ21 haría el primer vuelo de regreso sin escalas a Singapur en media década.

El vuelo SQ22 supuso el primer vuelo sin escalas entre Ciudad del León y Nueva York

El vuelo SQ22 supuso el primer vuelo sin escalas entre la Ciudad del León y la Gran Manzana desde 2013, cuando Singapore Airlines canceló el servicio. En aquel momento, Singapore cubría el trayecto con Airbus A340-500.

Aunque contaba con un alcance y una capacidad excepcional, el A340-500 era una reliquia de los 90 y el consumo de sus cuatro motores resultó ser demasiado caro para mantenerlo.

Incluso un cambio a cabinas exclusivamente de clase business no consiguió generar suficientes ingresos como para salvar la ruta. Por eso, en 2013, la aerolínea canceló el servicio y devolvió a Airbus la flota de A340-500.

El Airbus A350-900URL puede volar más de 16.000 kilómetros

Cinco años después, las cosas son muy diferentes. Singapore es el orgulloso dueño de una flota de reactores Airbus A350-900ULR -ULR son las siglas de ultra-largo alcance- que representan lo último en aviación comercial.

Los enormes motores de turborreacción de doble flujo Rolls-Royce Trent XWB de polímero de fibra de carbono del A350 se combinan con el elegante diseño de sus alas para conseguir una reducción del 25% en su consumo de combustible respecto al avión que está sustituyendo, según la compañía.

En las especificaciones del URL, Airbus ha conseguido incluir casi 24.000 litros de combustible en el depósito del A350, aumentando su alcance por encima de los 16.000 kilómetros.

En Business Insider hemos comprado un billete en clase business para el vuelo de Newark a Singapur y esto es lo que ha sucedido.

La experiencia de tomar el vuelo más largo del mundo

El vuelo SQ21 de Singapore Airlines se gestiona desde la Terminal B del aeropuerto internacional de Newark. Dado que era el vuelo inaugural y se habían preparado festejos, llegamos más de 4 horas antes de la hora de salida, a las 10:45 de la mañana

Después de la reunión informativa, la sesión fotográfica y la conferencia de prensa, llegó el momento de subir al avión.

Singapore Airlines encargó siete A350-900ULR, los únicos en el mundo en este momento. La aerolínea recibió el primero en septiembre, y dispondrá de toda la flota a finales de año. Los vuelos inaugurales se llevaron a cabo con el segundo avión recibido.

El A350-900URL dispone de 90 asientos menos que el estándar

Embarcamos sobre las 10 de la mañana. En la puerta de embarque, fuimos recibidos por la tripulación de cabina de Singapore Airlines. A bordo, me abrí paso a través de la cabina de clase business hasta mi asiento.

Nuestro avión tenía solo 161 asientos, con 67 en business...y 94 asientos en clase turista premium. Son aproximadamente 90 asientos menos que en los A350-900 estándar de Singapore Airlines.

El asiento de clase business de Singapore Airlines es bastante impresionante: tiene 71 centímetros de ancho y puede reclinarse hasta 132 grados y está tapizado en cuero suave con relleno de apoyo.

Airbus A 350 XWB F WWYB Economy Class
Imagen interior de un Airbus350-900URL | Wikimedia

El asiento también se puede plegar hacia adelante y convertirse en una cama de dos metros de largo. El asiento es de cuero, pero la cama acolchada es de tela, para que el cuerpo pueda regular mejor la temperatura mientras duerme.

Junto a ti hay un rincón de almacenamiento con un antifaz, calcetines y zapatillas de cortesía. A tu lado tienes una gran mesa retráctil. En frente de ti está la pantalla de entretenimiento de 18 pulgadas (de las que hablaremos más adelante)

La mayoría de aerolíneas proporcionan neceseres de cortesía, Singapore permite a sus pasajeros crear los suyos a partir de una selección de productos. 

Primera parte del vuelo

Hablemos de la pantalla de 18 pulgadas: funciona con el sistema de entretenimiento en vuelo KrisWorld de Singapore.

KrisWorld ofrece más de 1.000 horas de películas, programas de televisión, música, podcasts y juegos. Para esta ruta, la aerolínea añadió otras 200 horas de contenido.

El wifi del avión no cooperó, en parte por la cantidad de periodistas que tomaron el vuelo

Dos horas después del despegue, comenzó el primer servicio de comida. El menú de varios platos comenzaba con gambas salteadas con ensalada de quinoa, tomate semiseco y tirabuzones de guisante dulce. Un aperitivo sabroso, crujiente y refrescante.

Elegí cerdo frito en vinagre dulce con verduras salteadas y arroz frito con huevo de plato principal. Me gustó mucho, pese a que el arroz estaba un poco blando. Después del plato principal, tomé de postre helado de cereza con virutas de chocolate, seguido de un plato de queso y frutas.

Intenté trabajar un poco, pero el wifi del avión no cooperó, principalmente por la gran cantidad de periodistas y vloggers acaparando la conexión.

Poco después, era hora de trabajar. Tuvimos la oportunidad de hablar con el capitán sobre los desafíos de operar el vuelo más largo del mundo, así como con el director de alimentos y bebidas de Singapore Airlines, el chef Antony McNeil.

Charlamos sobre las complejidades de ofrecer una buena comida a 12.000 metros de altura. El chef también mostró el procedimiento adecuado para emplatar la comida.

Newark airport Term C
El vuelo más largo del mundo parte de la terminal C del Aeropuerto de Newark, Nueva York | Wikimedia

La aerolínea no tiene una ruta única entre Newark y Singapur, sino 3. Una vuela sobre el Pacífico, otra sobre el Atlántico y la tercera, la de nuestro vuelo, va al norte sobre Canadá y el Polo Norte antes de virar al sur sobre Rusia y China.

Ya que estaba previsto que aterrizásemos a las 17:30 y Singapur está 12 horas por delante de Nueva York, comencé a ajustar mi reloj biológico no durmiendo la noche anterior. A las 6 horas de vuelo, estaba listo para dormir. Me metí en la cama y me dormí viendo Deadpool 2.

Segunda parte del vuelo

Poco después de despertarme, llegó la hora del segundo servicio de comida. Esta ronda se abrió con una selección de canapés. El abadejo ahumado, la ensalada de pepino con pollo cajún y la calabaza asada con champiñones al tomillo estaban deliciosos.

El aperitivo era una trucha asalmonada marinada en hinojo y naranja, que estaba un poco insípida.

Para el plato principal, pedí macarrones con queso y langosta. Fallo épico. La langosta, aunque sabrosa, estaba dura y chiclosa. Los macarrones sabían a pasta hervida. Debería haber elegido las costillas, el cordero soasado o el curry rojo tailandés.

Pero el postre, con queso y un carrito de frutas compensó de sobra el plato principal. Cogí unas uvas, una trufa de chocolate y una selección de pastelitos. El de matcha fue mi favorito.

El vuelo llegó 45 minutos antes de lo previsto.

Después de la segunda comida, volví a mi maratón de películas Marvel, pero volví a dormirme. Una vez cada una o dos horas, me levantaba y caminaba alrededor de la cabina para activar la circulación.

A la hora 15 de vuelo, pedí uno de los tentempiés disponibles desde la tercera a la décimosexta hora de vuelo, que van desde noodles a bocadillos cubanos o yogur griego. Fue lo más rico que comí durante el vuelo.

A medida que nos acercábamos a Singapur, sobrevolamos los buques de carga que esperaban para entrar en sus puertos.

Departure gate at Changi Airport, Singapore   panoramio
Destino final del vuelo más largo del mundo: Aeropuerto de Changi (Singapur) | Wikimedia

¡Aterrizamos en el aeropuerto de Changi! Llegamos unos 45 minutos antes de lo previsto. El tiempo total de vuelo fue de poco menos de 18 horas.

Según desembarcábamos, dimos un último vistazo al A350-900ULR. Y la aduana y la recogida de equipajes se realizaron sin problemas en el aeropuerto de Changi.

Con todo, el vuelo más largo del mundo fue un placer. El servicio de Singapore Airlines fue impecable, el entretenimiento en vuelo fue bueno, la comida fue increíble y el asiento fue simplemente encantador.

Sin embargo, reconozco que la impresión del vuelo mejoró por estar en clase business. En unos días, volaré de regreso a Newark en el vuelo SQ22 en clase turista premium. 

Noticia original de Business Insider. Autor: Benjamin Zhang