Vueling firma la paz con los pilotos

Vueling y los pilotos acuerdan mejoras en el convenio y desactivan la amenaza de huelgas.

Vueling firma la paz con los pilotos

Vueling acuerda una subida salarial con sus pilotos y evita que vayan a la huelga durante el verano

El caos que amenazaba a los cielos de España se va disipando. Vueling está cerca de lograr un acuerdo con los pilotos, que evitaría que estos profesionales realicen huelgas durante el verano. La noticia llega pocos días después de que Enaire y los controladores de Barcelona pactaran una ampliación de personal, y desactivaron las amenazas de paros durante julio y agosto.

El acuerdo entre Vueling y el sindicato Sepla contempla una importante subida de salarios, cuya proporción no se ha informado, aunque fuentes digitales dijeron que será “de doble dígito”. Los pilotos reclamaban un aumento del 30%, para estar en una misma escala que otras aerolínea de bajo coste que operan en España.

Garantía de crecimiento en España

Según precisó a la agencia Servimedia el responsable de la sección sindical en la aerolínea, Juan Manuel Redondo, el acuerdo también estipula mejoras en las condiciones de programación, nuevos beneficios sociales y el mantenimiento de las garantías de producción en España.

El acuerdo de Vueling llega días después de que los controladores y Enaire desactivaran la amenaza de huelgas. Ahora queda resolver el conflicto de Ryanair

Precisamente, un punto que no hubo resolución en primavera fue la exigencia de los pilotos de que Vueling garantice un mayor crecimiento de las bases españoles por sobre las de otros países.

Los directivos de la aerolínea habían rechazado negociar este punto porque consideraban que es un campo exclusivo de la estrategia empresarial.

Con ambas partes ya cerca de lograr un acuerdo, la compañía y los abogados de Sepla redactarán el nuevo convenio, que será sometido a votación entre los trabajadores de Vueling en una asamblea.

Primavera de huelgas y negociaciones

El acuerdo llega tras una primavera agitada, en la que los pilotos realizaron cuatro días de huelga entre fines de abril y principios de mayo, que obligaron a cancelar 478 vuelos.

Las negociaciones se extendieron durante dos meses, y ya están a punto de finalizar con el acuerdo entre ambas partes. Queda, como último frente conflictivo, que Ryanair logre detener la huelga de los tripulantes españoles, que se realizará en sincronía con los TCP de otros países, como Bélgica, Portugal e Italia.