Vueling y los sindicatos vuelven a las negociaciones

Las negociaciones entre Vueling y los sindicatos se retomarán entre el martes 15 y el jueves 17.

Vueling y los sindicatos vuelven a las negociaciones

Tras las huelgas de las últimas dos semanas, Vueling y la delegación de Sepla acordaron retomar las negociaciones la semana que viene

Vueling y los representantes del sindicato Sepla acordaron volver a sentarse en la mesa de negociaciones la semana que viene. Más concretamente, mantendrán reuniones entre el martes 15 y el jueves 17 de mayo, un primer paso para evitar que la conflictividad laboral llegue al verano.

El acuerdo para retomar las conversaciones llegó tras varios contactos informales entre ambas partes, que prefirieron esperar a que pasen los efectos de la huelga antes de volver a las negociaciones.

El acuerdo, quizás para mayo

Los pilotos de Vueling realizaron cuatro jornadas de huelga en la última semana de abril y la primera de mayo, que implicó la cancelación de 478 vuelos.

Según la empresa, el 86% de los pasajeros no fueron afectados debido a la implementación de los servicios mínimos por parte del Ministerio de Fomento.

Los representantes de Sepla esperan que para mayo se llegue a un acuerdo con Vueling

El responsable de la sección sindical, Juan Manuel Redondo, dijo a El Mundo que ve una “mayor predisposición por parte de la empresa”, y espera que para fines de mayo ya pueda haber un acuerdo sobre la mesa.

Reclamo de los pilotos

Los pilotos reclaman que los salarios tengan un aumento de al menos el 30%, para estar al mismo nivel de retribuciones que otras aerolíneas de bajo coste.

También exigen que la empresa se comprometa a garantizar el crecimiento de las bases españolas de, al menos, un 15% más frente a las del exterior; pero la compañía rechazó esta propuesta porque considera que es un tema que compete a su estrategia empresarial.

Vueling cuenta con una plantilla de 1.000 pilotos en España sobre un total de 1.150, y la intención del sindicato es que se garantice que los trabajadores españoles pueden tener un crecimiento profesional sin necesidad de trasladarse a otro país.