Willie Walsh sabe cómo impulsar a Level en el Reino Unido

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh. El consorcio gana más de 2.000 millones en el 2017.

Willie Walsh sabe cómo impulsar a Level en el Reino Unido

Walsh solicita al parlamento británico que reduzcan los impuestos para permitir que Aer Lingus y Level puedan volar entre el Reino Unido y EEUU

Willie Walsh, consejero delegado de IAG, reclamó al parlamento británico que reduzca o elimine la tasa por pasajero (APD, por sus siglas en inglés) que pagan las aerolíneas que operan en el Reino Unido.

Esta tasa, que se encuentra en torno a los 99 euros para los vuelos transoceánicos (y hasta los 176 euros para los pasajeros de las clases turista premium y business), frena la expansión de las aerolíneas Level y Aer Lingus para volar hacia Norteamérica y otros destinos de largo radio, dijo el directivo.

La puerta abierta para Level

En una carta enviada a los miembros del parlamento, Walsh precisó que el Reino Unido está perdiendo competitividad frente a otros destinos como Irlanda o Islandia, cuyos aeropuertos de Dublín y Reikiavik funcionan como trampolines para los vuelos de bajo coste que cruzan el Atlántico Norte en dirección a Norteamérica.

Si se quita la tasa APD, Level podría operar desde Birmingham, Cardiff, Edinburgh o Manchester, precisó el directivo de IAG.

Walsh dijo que si se elimina la tasa APD se impulsaría el crecimiento de los vuelos de bajo coste transcontinentales

Walsh reconoció que busca estrategias para expandir a Level, la aerolínea de bajo coste del consorcio que también integran British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus.

“Los usuarios británicos pierden oportunidades por el APD. En España y Francia Level puede ofrecer tarifas más bajas que es imposible comercializarlas en el Reino Unido”, dijo, y recordó que este no es un problema exclusivo de las aerolíneas integrantes de IAG, sino de cualquier compañía aérea que opere desde Gran Bretaña.

Crecimiento de Level

Level vuela desde Barcelona a Buenos Aires, San Francisco (Oakland) y Los Ángeles (en verano). La ruta a Punta Cana será dada de baja y a cambio enlazará a la capital catalana con Boston.

Para este año Level prevé abrir su segunda base en París, para conectar la capital francesa con Montreal, Nueva York, Guadalupe y Martinica.

Impulso a Aer Lingus

El recorte del impuesto a los pasajeros también podría beneficiar a Aer Lingus, que usa al aeropuerto de Dublín como plataforma para ofrecer vuelos de bajo coste con destino a Norteamérica.

Walsh dijo que sin el APD la aerolínea irlandesa podría crecer en el Reino Unido, aunque pueda entrar en competencia con una hipotética llegada de Level.

Pérdida de competitividad

Según Walsh, al “secuestrar a los pasajeros” con estos impuestos, los parlamentarios “no entienden que Gran Bretaña pierde posiciones frente a países que no tienen leyes tan draconianas en el transporte aéreo”.

El directivo de IAG aseguró que esta pérdida de competitividad será peor cuando se concrete la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, momento en que las aerolíneas del país perderán sus derechos de vuelo como integrantes de un Estado miembro.

La expansión de la mano del A321LR

Aer Lingus anunció que para el 2020 contará con ocho aeronaves del tipo A321LR, que le permitiría duplicar su tráfico transatlántico a 4,5 millones de pasajeros anuales.

Esta aeronave también será usada por Norwegian, que prevé usarla para conectar a los aeropuertos de la costa Este de Norteamérica con Gran Bretaña.