Wizz Air imita la restrictiva política de equipaje de Ryanair

Wizz Air es la segunda aerolínea de bajo coste que pone más restricciones al equipaje de mano.

Wizz Air imita la restrictiva política de equipaje de Ryanair

La low cost Wizz Air limita el equipaje de mano a un pequeño bolso personal. Una maleta más grande deberá ser facturada

Wizz Air se sumó a la tendencia, iniciada por Ryanair, de limitar todavía más el equipaje que se puede llevar en la cabina. La aerolínea de bajo coste húngara anunció que a partir del 1 de noviembre los pasajeros solo podrán subir a bordo una pequeña maleta de 40x30x20 centímetros. Cualquier otro equipaje adicional tiene que ser facturado.

La nueva política de equipaje de Wizz Air se entiende como una nueva veta para facturar por sus servicios, lo que la aerolínea lo presenta como la posibilidad de “poder elegir los productos que mejor se adapten a las necesidades de los pasajeros”.

Solo una maleta pequeña a bordo

La maleta más pequeña comprende por igual a bolsos para portátiles, mochilas o la compra del duty free: no se permite más que un bulto con esas medidas por persona.

Los pasajeros que quieran llevar el típico trolley de al menos 55x40x23 centímetros deberán pagar desde cinco a 12 euros por el Wizz Priority, pase que además de permitir esa maleta y el bolso de mano a bordo, les deja realizar antes el proceso de check-in y el embarque.

Si el pasajero no compró ese pase en su reserva online, deberá pagar 25 euros adicionales en el aeropuerto por facturar la maleta.

Qué pasa con los vuelos ya comprados

La aerolínea de bajo coste, que tiene una importante presencia en los vuelos del centro de Europa, informó que las reservas sin Wizz Priority realizadas antes del 10 de octubre, y para viajar luego del 1 de noviembre, tendrán la posibilidad de llevar una maleta de 10 kilos gratis. Pero a las posteriores se les añadirán este servicio adicional.

Wizz Air afirma que la nueva política de equipaje agilizará el proceso de embarque y evitará las demoras

Wizz argumenta de que esta política de equipaje se hace para agilizar el proceso de embarque, y que la medida se tomó tras analizar que sus pasajeros viajan con maletas cada vez más pequeñas.

Ryanair dio el primer paso para limitar el equipaje

Es un argumento similar al esgrimido en su momento por Ryanair. La aerolínea irlandesa también aplicará sus cambios el 1 de noviembre, en el que los pasajeros que quieran llevar su equipaje en la cabina tendrán que pagar ocho euros adicionales.

Más allá de los supuestos beneficios a la hora de embarcar y de lograr la puntualidad en las salidas, tanto Ryanair como Wizz Air buscan nuevas formas de mantener su modelo de negocio en un momento en que el sector aeronáutico, sobre todo entre las compañías de bajo coste, afrontan la contante subida del precio del petróleo, lo que llevará a un probable aumento de tarifas…o a la caída de algunas empresas, como ya sucedió con Primera Air este año.