El aeropuerto de Barcelona-El Prat inicia su esperada ampliación

La terminal satélite incrementará la capacidad del aeropuerto de Barcelona-El Prat a 70 millones de pasajeros.

El aeropuerto de Barcelona-El Prat inicia su esperada ampliación

Aena da los primeros pasos para construir la terminal satélite de la T1, que evitará la saturación del aeropuerto

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

27/03/2019 - 12:07h

La esperada terminal satélite del aeropuerto de Barcelona-El Prat da sus primeros pasos. Aena aprobó la licitación para la asistencia técnica del proyecto que creará un nuevo edificio en las instalaciones, que evitará que el aeródromo catalán llegue a un punto de saturación.

La asistencia técnica para redactar el proyecto tiene un presupuesto de 12 millones de euros y se ejecutará en 18 meses.

[Para leer más: La terminal satélite de Barcelona-El Prat llegará en siete años]

Cuáles son las nuevas infraestructuras

Esta asistencia implica diseñar una serie de infraestructuras como el nuevo Edificio Satélite T1S, reconfigurar la actual Terminal 1 y ampliar el túnel que comunicará a estas dos instalaciones.

La nueva terminal satélite comenzará a construirse en 2021 o 2022, y se espera que finalice hacia el 2026

Otros trabajos que se deben empezar a diseñar son la ampliación de los aparcamientos y la modificación del campo de vuelos, que se realizará con la construcción de una nueva plataforma de estacionamiento de aeronaves que esté asociada con el nuevo edificio satélite.

Aena también sacó a licitación la asistencia técnica de arquitectura de estos proyectos, que tiene un presupuesto de 648.000 euros y que debe realizarse en 48 meses.

Un proyecto dormido

El proyecto de la terminal satélite había sido planteado hace varios años atrás y quedó guardado en un cajón hasta que el exministro de Fomento Íñigo de la Serna lo reflotó en medio de la convulsión política por la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

El titular de Aena Maurici Lucena adelantó a principios de mes que se realizarán estas licitaciones como los primeros pasos para unos trabajos que se iniciarán en 2021 o 2022 y concluirán en 2026.

La terminal satélite podrá acoger a 17 aeronaves de gran tamaño, que potencian la idea de que El Prat sea un hub internacional de referencia.

Evitar el colapso

También evitará que el aeropuerto Josep Tarradellas quede colapsado por el crecimiento de las operaciones y el tráfico aéreo.

La terminal satélite permitirá ampliar la capacidad del aeropuerto a 70 millones de pasajeros anuales

Actualmente se encuentra en los 50 millones de usuarios, y se espera que en un par de años alcance los 55 millones, cifra que se considera como el techo de su capacidad.

El problema de las pistas

Con el nuevo edificio se podría ampliar a 70 millones de usuarios. Pero siete años es mucho tiempo para la veloz expansión de El Prat, por lo que Aena y el Ministerio de Fomento potencian el proyecto de impulsar a Girona como la “cuarta pista” del aeródromo barcelonés, enlazando ambas terminales con una conexión del AVE.

De esta manera también se podría resolver el otro problema el crecimiento de El Prat: cómo gestionar más vuelos, cuando la capacidad de las tres pistas (de las que se suelen utilizar dos) está cerca de su límite.