Air France copia a Iberia para volver a ganar dinero

Air France copia a Iberia para volver a ganar dinero

El grupo prepara la transferencia de la mayoría de los vuelos interiores y europeos a su filial low cost

Ismael García Villarejo

Madrid

20/08/2014 - 12:22h

Air France operará con su filial low cost la mayor parte de los vuelos interiores y europeos. El plan se activará el próximo verano. Hasta entonces se procederá a la transferencia de los aviones (Airbus 320) para configurar la flota definitiva de Hop!, la segunda marca del grupo surgida el año pasado para cubrir los corredores regionales. El objetivo es que, con esta estrategia, vuelvan las ganancias. ¿Les suena de algo? Efectivamente, es la misma hoja de ruta que Iberia aplica desde hace dos años, cuando decidió que Iberia Express operaría los trayectos deficitarios y purgó el mapa de destinos. Los franceses también se replegarán.

Las similitudes del plan Perform 2020 de Air France con el de transformación de la española coinciden en otros aspectos. La insignia histórica se reservará únicamente para volar a las grandes capitales europeas y para los destinos intercontinentales, informa el diario económico Les Echos. Mediante esta reorganización --sobre cuya realidad Air France todavía no se ha pronunciado-- pretende taponar los números rojos del negocio de vuelos de corta y media distancia, que suponen un 40% de la actividad de la compañía, pero el grueso de sus pérdidas. El desfase también está estimulado por la depreciación de los activos. Para taponar esos dos pozos, la alta rentabilidad del negocio intercontinental no basta.

Como sucedió en España, los pilotos plantarán cara a los cambios estratégicos. Si el Sepla organizó contundentes huelgas para abortar el lanzamiento de Iberia Express --el asunto terminó con un laudo, que se levantó con los pactos de febrero de este año--, sus homólogos del SNPL comunicarán antes del 28 de este mes qué fechas han elegido para protestar contra los planes de la dirección. Este sindicato exige que sean comandantes de Air France, con un contrato único para toda la compañía, los que operen los aviones de más de 110 plazas. Ello afecta a Hop! y Transavia (la segunda low cost del grupo), pero también a las bases que Air France tiene en los aeropuertos de Marsella, Niza y Toulouse.

Asignaturas pendientes

Tras dos años de reestructuración, Air France ha logrado que su actividad, en términos generales, vuelva a ser rentable; que la deuda neta se reduzca en 618 millones de euros hasta los 5.300; y que aumente el volumen de negocio. La facturación del conglomerado, que incluye la holandesa KLM, alcanzó en 2013 los 25.520 millones. Es decir, un 2,3% más que en 2012, en datos comparables. El beneficio operativo antes de amortizaciones e impuestos (ebitda) fue de 1.855 millones de euros, por encima de los 1.394 millones registrados un año antes. Pero el grupo perdió dinero. Los números rojos del último ejercicio se dispararon el 49% hasta los 1.827 millones.

Para este año, Air France-KLM tiene el objetivo de lograr un ebitda de 2.500 millones, en línea con la meta de 2015, que pasa por elevar ese asiento a los 4.500 millones de euros. El presidente de la aerolínea, Aleixandre de Juniac, destacó en enero que "a pesar del ambiente económico aún degradado, el grupo ha regresado a una explotación beneficiaria, ha generado un nivel elevado de flujo de caja y ha reducido su deuda neta por encima de los objetivos iniciales". Si estas previsiones se cumplen, la entrada en vigor de la estrategia Perform 2020 se desplegará sólo para cubrir las dos asignaturas pendientes: el medio y corto y radio y, limpiar el balance.