AirAsia pagará sólo 20.000 euros por pasajero del vuelo perdido

AirAsia pagará sólo 20.000 euros por pasajero del vuelo perdido

La aerolínea evitará una compensación mayor si un juez no lo ordena

Redacción

Barcelona

05/01/2015 - 18:14h

Los familiares aguardan a los resultados de la búsqueda.
AirAsia pretende pagar sólo 24.000 dólares (20.000 euros) por cada uno de los 154 pasajeros del vuelo QZ8501, que cayó al mar de Java (Indonesia) el 28 de diciembre. La aerolínea evitará paga más si un juez no le atribuye la responsabilidad del accidente, que no dejó supervivientes.

Air Asia ha ofrecido pagar la cantidad como "compensación preliminar". En una carta enviada a los familiares de las víctimas, la compañía de bajo coste admite que la suma "cubre las dificultades económicas" durante la búsqueda.

Antes, ha trascendido que el vuelo, que cubría la ruta Surabaya-Singapur, operaba sin autorización. Si se confirma este extremo, la aseguradora de la aerolínea podría escaparse de pagar un monto mayor, informa la CNN.

¿Quién paga?

"Las víctimas recibirán una compensación. Pero se trata de quién lo cubre. Se tendrán que ver los acuerdos entre la aerolínea y la aseguradora cuando concluya la investigación oficial", ha señalado Alwin Rajasurya, abogado especializado en Derecho Civil.

En este sentido, el experto ha recordado que Indonesia no ha ratificado la Convención de Montreal de 2003. El tratado establece pagos a víctimas de accidentes aéreos que alcanzan los 170.000 dólares (143.000 euros).

Por contra, el país asiático aún compensa con arreglo a la convención internacional de Varsovia de 1929. El convenio establece pagos de hasta 20.000 euros a víctimas de catástrofes aéreas. La suma incluye el equipaje de mano.

Búsqueda

La atribución de la factura se produce en plena operación de búsqueda de los restos del aparato. El lunes, la agencia de salvamento indonesia BASARNAS ha recuperado otros tres cadáveres. En total, el número de cuerpos localizados asciende a 37.

Además, cinco barcos se centran en encontrar las cajas negras del avión siniestrado. Los investigadores las consideran piezas clave para dilucidar qué ocurrió con el vuelo.