Airbus da una estocada a Boeing con la venta de 300 aviones a China

China comprará 290 A320 a Airbus, el modelo de rango medio más vendido del mundo.

Airbus da una estocada a Boeing con la venta de 300 aviones a China

Airbus acuerda la venta de 290 A320 y 10 A350 al consorcio chino CASC, un golpe de efecto con el que toma ventaja sobre Boeing en sus horas más bajas

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

26/03/2019 - 11:06h

Tras un inicio del año con malos resultados, marzo fue el mejor mes de Airbus en mucho tiempo. El fabricante europeo acordó con el gobierno de China la venta de 300 aviones por un valor de más de 31.000 millones de euros, que servirán para gestionar el veloz crecimiento del tráfico aéreo en el gigante asiático.

El pedido contempla 290 unidades de la familia del A320, el modelo de rango medio más vendido del mundo, y 10 del A350, utilizado para los vuelos de larga distancia.

[Para leer más: Asia espolea la saturación de los cielos]

El acuerdo se concretó en la visita del presidente chino Xi Jinping a Francia, y casi duplica el pacto que inicialmente se había acordado en la gira del premier francés Emmanuel Macron al país asiático, en enero de 2018.

Balón de oxígeno para Airbus

La compra, en rigor, la realiza el consorcio CASC, que luego redistribuye las unidades adquiridas entre las aerolíneas del país de acuerdo a sus necesidades y los planes de expansión.

El futuro consejero delegado de Airbus, Guillaume Faury, dijo que la construcción de los futuros A320 para el mercado chino se realizará en Tianjin y Europa.

La compra de 300 aviones reaviva la esperanza en Airbus, tras dos meses en que casi no hubo pedidos de nuevas aeronaves

Con este acuerdo Faury obtiene un respaldo a su gestión como presidente del área comercial, puesto que dejará el 10 de abril de este año cuando se concrete la salida de Tom Enders del consorcio europeo.

También supone un balón de oxígeno para el fabricante, que en enero y febrero había registrado 103 cancelaciones y apenas cuatro nuevos pedidos.

Golpe a Boeing

Este acuerdo supone un nuevo golpe a la imagen pública de Boeing, que vive semanas de crisis tras el accidente del B737 MAX en Etiopía, la segunda caída de este modelo en cinco meses.

[Para leer más: Boeing ofrece una oportunidad de oro al Airbus chino]

Este avión tiene prohibido volar en gran parte del mundo, medida que tomaron la Unión Europea, EEUU y todas las aerolíneas que son sus propietarias.

A350 900 in flight
El A350-900 es otra de las naves que integran el acuerdo entre Airbus y el gobierno chino.

Precisamente el B737 MAX es el competidor directo del A320, y el macrocontrato de China supone un salto de gigante para el fabricante europeo por conquistar el mercado de los vuelos de mediano rango.

China rompe su tradicional equilibrio

Este acuerdo también rompe con una tradición de China, que solía mantener un equilibrio entre Boeing y Airbus en las compras de aviones.

Esta estrategia iba en paralelo al impulso del C919, un bimotor de pasillo único para 170 pasajeros fabricado en China que aspira a quebrar el duopolio de esos fabricantes en el país.

Veloz expansión del tráfico aéreo

Según un estudio de Airbus, China necesitará unos 7.400 nuevos aviones de pasajeros y de carga para 2037, de los que más del 80% serán modelos de corto y medio radio.

Según Airbus en las próximas dos décadas China necesitará 7.400 nuevos aviones

Para ese entonces los viajes por pasajero se habrán triplicado en este país, un crecimiento que vendrá acompañado del incremento del consumo privado de la clase media.

De esta forma, China se convertiría en el país líder en tráfico aéreo de pasajeros, con un incremento en sus rutas, tanto nacionales como internacionales, del 6,3%.