Airbus busca nuevos mercados para el alicaído A330neo

Airbus pone la mira en China para rescatar al A330neo.

Airbus busca nuevos mercados para el alicaído A330neo

Airbus construirá el A330neo en una planta de China para captar nuevos clientes y no perder más cuota de mercado en la región de Asia-Pacífico

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

01/03/2019 - 13:17h

Airbus analiza construir el A330neo en China. El fabricante europeo busca aumentar las ventas de aquel avión de doble pasillo que no tiene el éxito comercial esperado, y captar al valioso mercado chino, que será el más grande del mundo en pocas décadas.

[Para leer más: Airbus ajusta el cinturón en la producción del A330]

El plan pasa por ampliar la planta de Airbus que actualmente se dedica a ensamblar el A320neo, pero según informa Bloomberg, la decisión todavía no está tomada.

Un mercado ambicionado por todos

Según Boeing China necesitará 8.000 aviones en los próximos 20 años, un mercado que representa un volumen superior al billón de euros.

Airbus busca un mercado que pueda darle salida al A330neo, que no tuvo el éxito comercial esperado

Ya Airbus había intentado ganar más cuota de mercado al ofrecer fabricar el gigantesco A380 en el país asiático, pero el plan fue rechazado por las aerolíneas locales, que no veían un buen negocio en comprar a este avión de cuatro motores con un alto gasto de combustible.

La desilusión comercial del A330neo

El A330neo, modelo bimotor de doble pasillo, podría encajar mejor para la expansión de las aerolíneas chinas en sus vuelos de medio y largo alcance.

De esta manera Airbus busca darle salida a un modelo que no se vende como se esperaba. Lanzado en octubre de 2017, hasta ahora solo 16 compañías compraron este modelo, entre 270 unidades del A330-900 y solo ocho del A330-800.

Frenar a Boeing

Además Airbus busca estrategias para contrarrestar el avance de Boeing en el magnético mercado de Asia-Pacífico. Su rival tiene una planta en Shanghái que se dedica a darle los últimos toques a los aviones antes de pasar a manos de las aerolíneas, pero la mayor parte de la fabricación y ensamblado se realiza en EEUU.

En esta pugna por las ventas esta semana Boeing logró jugosos contratos con las aerolíneas vietnamitas, que confirman el rápido crecimiento del sector en el Sudeste Asiático.

Recelo de los gobiernos

Sin embargo, los gobiernos de EEUU y Europa miran con recelo la transferencia de tecnología aeroespacial al territorio chino. Mientras Boeing y Airbus cierran grandes operaciones de ventas el gobierno chino impulsa su propio desarrollo en construcción de aviones.

[Para leer más: El avión chino que busca destronar a Boeing y Airbus llegará en 2020]

El programa del C919 de Comac es la apuesta más firme de Pekín: el modelo que pretende competir contra el A320 y el B737 cuenta con 815 pedidos, aunque todos de aerolíneas chinas.

El gobierno chino impulsa la fabricación de un avión que pueda competir contra el A320 y el B737

El objetivo de Comac es obtener la certificación para el avión de los reguladores chinos para finales de 2020, así como de las autoridades europeas, después de que en abril iniciara el proceso de certificación. Para esa fecha, si no hay más contratiempos, iniciará el despliegue comercial entre sus clientes.

En esta avanzada china entra en juego Rolls-Royce, que contempla abrir una planta en el país asiático para poder fabricar motores para el C919.