Airbus condena a muerte al A380

Siguen los despidos masivos en España: Airbus echará a 500 empleados. Airbus entregará el último A380 en el 2021.

Airbus condena a muerte al A380

Airbus confirma que dejará de fabricar el A380 en 2021. El rechazo de las aerolíneas lo empuja al precipicio

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

14/02/2019 - 09:00h

Airbus dejará de fabricar el A380 en 2021”. En un escueto comunicado el consorcio europeo anunció el deceso del avión que pretendía revolucionar la forma de volar en el siglo XXI. El rechazo de las grandes aerolíneas, sobre todo la revisión de Emirates de su última orden de compra de 36 unidades, lo condenaron a la desaparición.

El consejero delegado Tom Enders, en uno de sus últimos actos de su mandato, reconoció que Airbus no tienen pedidos que justifique la continuación del programa.

[El A380 sufre el desdén de las grandes aerolíneas]

“No hay una base que sustente la producción del A380, a pesar de todos los esfuerzos de venta que hemos realizado con otras aerolíneas en los últimos años”, precisó.

El arrepentimiento de Emirates

Emirates, quien tiene en cartera la mitad de los A380 que vuelan en estos momentos, había cursado una orden de compra por 36 unidades (20 en firme y 16 opciones) que dieron un balón de oxígeno al programa. Eso fue hace un año, pero el arrepentimiento de la aerolínea del Golfo a seguir adelante encendió las alarmas.

Emirates prefiere cambiar los A380 pendientes por 40 aviones A330 y 30 A350

La aerolínea prefirió renegociar el acuerdo y pactó con Airbus que prefiere invertir 19.000 millones de euros en comprar 40 aviones A330-900 y 30 A350-900. Al final, Emirates solo recibirá 14 A380 de una orden global (entre la de enero y pedidos anteriores) de 53 unidades.

Qantas también le condena

Poco después de la bofetada de Emirates Qantas había anunciado que tampoco seguiría adelante con su orden de ocho A380 para su flota. De los 20 que había pactado, cuenta con 12 que serán renovados en sus interiores para ofrecer una mejor experiencia de vuelo.

 

Airbus comunica por Twitter el fin de A380.

Indiferencia de las compañías

Como citó Enders, Airbus buscó clientes por todo el mundo pero chocó con la indiferencia de las aerolíneas.

All Nippon Airways compró tres unidades para volar desde Japón a Hawái, pero no quiere firmar ninguna orden más.

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, dijo que estarían dispuestos a ampliar la flota de British Airways con más A380 pero advirtió que no están dispuestos a pagar lo que Airbus pretende cobrar por cada avión nuevo: 389 millones de euros. “El precio de ese avión no es tan atractivo como creemos que tiene que ser”, dijo.

Virgin Atlantic, British Airways, Malaysia Airlines y Air France rechazan comprar más A380 o devuelven los que alquilaban

Virgin Atlantic también rechazó incorporar este modelo a su compañía, Air France se encuentra en un proceso de devolución de los cinco A380 que mantenía en régimen de alquiler y Malaysia Airlines busca comprador para sus seis aviones.

Sin mercado de segunda mano

En la asamblea de Oneworld su consejero delegado Izham Ismail reveló que la compañía tiene tres de estos aviones aparcados en tierra, y los otros tres los usa puntualmente para los viajes de peregrinación a La Meca y para agilizar las operaciones en los días de más tráfico.

[Este es el triste destino de los A380 de segunda mano]

Ese es otro de los problemas del A380: su escasa salida en el mercado de segunda mano. Solamente una compañía, HiFly, lo ofrece al mejor postor en ocasiones puntuales. Dos de las aeronaves que Singapore Airlines devolvió están camino al desguace en Francia.

Cambio de tendencias

El cambio de la orden de compra de Emirates revela las preferencia de las aerolíneas: aviones de pasillo doble, fabricados con materiales de última tecnología que les permiten ser más livianos, rápidos y consumir menos combustible.

Airbus había lanzado el A380 en 2007 como una solución a futuro en la creciente congestión de los aeropuertos, pretendiendo imitar la revolución que había provocado Boeing con el 747 a fines de los años 50. Pero la crisis financiera se cruzó en medio y las aerolíneas miraron con lupa el alto precio de catálogo y el elevado consumo de combustible.

Aunque los grandes aeropuertos se acercan a la saturación, en paralelo también han crecido los vuelos punto a punto, donde tienen más desarrollos aviones de pasillo único como el A320neo o los dobles como el B787 Dreamliner o el A350.

La mano que lo empuja al precipicio

Si bien los aviones podían tener una configuración de 800 plazas, las aerolíneas prefirieron reducir su distribución a poco más de 500 asientos, para dejar más espacios a las clases primera, business y económica premium. Como Emirates sustentó su modelo de negocio, la única forma de que el A380 sea rentable era con mayores ingresos de las ventas en categorías superiores.

Paradójicamente fue Emirates, la misma compañía que ayudó a que el A380 tenga vida durante 12 años, la que le suelta la mano y la deja caer hacia la historia de la aviación.