Airbus da alas a los A380 usados

Airbus impulsará el alquiler de los A380 que dejarán de ser usados por Lufthansa.

Airbus da alas a los A380 usados

La compra de Airbus de los seis A380 de Lufthansa es una estrategia del fabricante para impulsar su mercado de segunda mano

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

18/03/2019 - 18:24h

Airbus mantiene la esperanza en los A380. No en las unidades nuevas, que se dejarán de fabricar en 2021, sino en los aviones usados, que se encuentran con dificultades para despegar en el mercado de segunda mano.

Lufthansa decidió quitarse de encima a seis A380 de su flota. Mantendrá a ocho de aviones restantes en sus rutas con más demanda de pasajeros y los trasladará desde Fráncfort a Múnich.

[Para leer más: Lufthansa se quita de encima sus A380]

La desafección de los A380 se realizará entre 2022 y 2023, y los aviones serán reemplazados en las rutas por modelos más rendidores como el A350-900 y el B787-9 Dreamliner.

La creación de un mercado de segunda mano

Los aviones que quedarán fuera de la propiedad de Lufthansa no fueron vendidos a otra aerolínea sino a la misma Airbus. ¿Para qué les puede servir? Pues para impulsar el mercado de segunda mano de estos gigantes del aire.

Por ahora hay una sola compañía que ofrece al A380 para alquilar. Pero su negocio marcha bien

Por ahora la única compañía que ofrece un A380 de alquiler es la portuguesa Hi Fly, que durante el año pasado tuvo como clientes a Norwegian Air Shuttle, Thomas Cook y Austral Air, para la ruta regular de París a la isla de Reunión.

Siguen los despidos masivos en España: Airbus echará a 500 empleados. Airbus entregará el último A380 en el 2021.
Airbus quiere evitar la imagen de un parque de A380 abandonados en sus fábricas.

La alemana Dr Peters, propietaria de otros dos A380 que habían sido operados por Singapore Airlines durante 10 años, no pudo encontrar clientes para sus aviones y lo enviará al desguace, aunque gran parte de sus componentes como los motores tienen salida en el mercado como repuestos.

Airbus empuja la compra y venta

Los A380 tienen pocos años de vida en la escala aeronáutica, solo 12, por lo que cualquier modelo puede volar sin problemas un par de décadas más.

Airbus está decidido a “apoyar y promover el mercado de segunda mano de los A380” para darle una salida más digna al modelo que pensaba ser el futuro de la aviación.

Una directiva de Airbus asegura que el mercado de segunda mano es una excelente oportunidad para convencer a las aerolíneas que tienen dudas sobre incorporar un A380 a largo término

“Desde un principio sabíamos que sería positivo para nosotros construir un mercado para las aeronaves de segunda mano. Creemos que es una excelente oportunidad para demostrar todo lo que pueden ofrecer”, dijo la directora de desarrollo de negocio del A380 de Airbus, Catherine Bras, a Simple Flying.

“Aquellas aerolíneas que tienen dudas sobre adquirir una de estas aeronaves a largo término pueden probar estos A380 y comprobar qué puede hacer por ellas. De esta manera se pueden crear nuevas rutas y expandir el actual mercado”, agregó la directiva del grupo europeo.

[Para leer más: Hi Fly abre los brazos a los A380 de segunda mano]

El fabricante ofrece a los potenciales compradores asistencia técnica en los aviones de cuatro motores y el mantenimiento de sus componentes.

Evitar un parque de A380 abandonados

Airbus da el ejemplo para evitar que se le acumulen los A380 sin utilizar en su planta de Tolouse.

Además de las aeronaves de Lufthansa el fabricante podrá recibir los cinco aviones que Air France dejará de usar. También Qatar Airways comunicó que no seguirá operando estas aeronaves cuando cumplan una década de vida.

Hi Fly A380 coral
Hi Fly tiene un A380 que tuvo éxito como avión de alquiler durante el verano.

Y por no mencionar los planes –por ahora desconocidos- de Emirates, que tiene a 108 aviones en su flota.

Seducción a British Airways

British Airways puede ser un potencial cliente. En varias oportunidades el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, dijo que estarían dispuestos a incrementar la flota de British Airways con más A380 (actualmente cuentan con 12 unidades), pero siempre rechazó pagar el precio de catálogo de 390 millones de euros.

Pero más de una vez el directivo deslizó que podrían adquirir seis o siete unidades usadas, para ser usadas en las rutas que actualmente opera el Boeing 747, que está en camino a retirarse de la aerolínea británica.

Hi Fly no descarta sumar otro avión

En Hi Fly habían dicho que estarían dispuestos a comprar un segundo A380, visto el éxito comercial de su avión, y porque aseguraron que tendrían un cliente apalabrado para operar la nave para esta temporada de verano.

Malaysia Airlines reconvirtió uno de sus A380 en el único avión para los vuelos religiosos de su flamante filial Amal.

Esta compañía se especializa en el wet leasing, que es el alquiler de la aeronave con tripulación, combustible y seguros, una solución rápida para situaciones de emergencia como fue la crisis de los motores Rolls Royce en los B787-9 que obligó a varias aerolíneas a dejar estos aviones en tierra. Una de ellas fue Norwegian, que en dos oportunidades rentó el avión para volar entre Londres y Nueva York.

La opción de los charters

Otra opción es que los A380 sean operados para vuelos charter, como fue el caso de Thomas Cook.

 Un ejemplo similar es el que aplicó Malaysia Airways, que tiene a tres aviones cuyos costes le resultan un lastre económico, y uno de ellos fue destinado a la nueva aerolínea Amal, que realiza vuelos para peregrinos musulmanes entre este país y Arabia Saudí, con planes de extenderse a otros países, entre ellos Indonesia.