Airbus ofrecerá drones y helicópteros para moverse por París

City Airbus es el prototipo del fabricante aeronáutico europeo para desarrollar los taxis aéreos.

Airbus ofrecerá drones y helicópteros para moverse por París

Airbus y el Ayuntamiento de París firman un acuerdo para impulsar coches voladores y helicópteros en el transporte de la ciudad

Mar Nuevo

Madrid

16/05/2019 - 10:43h

Los taxis aéreos están en los planes a corto y medio plazo de muchas compañías aeronáuticas, tecnológicas y del motor. Airbus, Boeing, Audi, Uber, Aston Martin y Rolls-Royce son algunos de los líderes de una carrera en la que participan decenas de start ups y a la que ahora se suman también ciudades que, como París, ven en los coches voladores el futuro de la movilidad urbana.

Así, la capital francesa, a través de la entidad del transporte metropolitano de la ciudad (RATP) firmó con el fabricante europeo Airbus un acuerdo para estudiar la integración de vehículos volantes en los desplazamientos urbanos.

El objetivo final del acuerdo entre Airbus y París pasa por la introducción de medios aéreos para el transporte de personas y mercancías en la ciudad

[Para leer más: Los taxis voladores se preparan para su despegue definitivo]

Servicios punto a punto

Se trata, según explicó la compañía aeronáutica, de "proponer servicios punto a punto a los viajeros" de forma que puedan beneficiarse de las innovaciones de ambos grupos en movilidad sostenible y compartida, como pueden ser los vehículos autónomos y eléctricos.

El objetivo de este convenio, suscrito por los responsables ejecutivos de Airbus, Guillaume Faury, y de RATP, Catherine Guillouard, es estudiar la introducción de medios aéreos para el transporte de personas pero también de mercancías.

Airbus tiene experiencia en el transporte urbano con su servicio Voom, que pone en contacto a propietarios de helicópteros con clientes y opera ya en México y en Sao Paulo

Las dos empresas pretenden así analizar las condiciones para desarrollar esta oferta de servicio a un “costo controlado” con el propósito hacer el vehículo volante “accesible”, precisó a Efe un portavoz de Airbus.

Con esa finalidad colaborarán para poner “un amplio ecosistema de socios pertinentes” también en otras grandes ciudades del mundo.

El desarrollo del taxi aéreo

Airbus, que no había firmado ningún convenio similar con otro servicio metropolitano, tiene experiencia en el transporte urbano con su servicio Voom, que pone en contacto a propietarios de helicópteros con clientes y opera ya en México y en Sao Paulo.

Además, trabaja en dos demostradores tecnológicos de vehículos eléctricos voladores (Vahana y CityAirbus).

Para los directivos de Airbus, los vehículos eléctricos voladores "ya no son ciencia ficción" sino que pronto estarán integrados en la vida cotidiana de las ciudades

Sobre la base de esos prototipos autónomos y sin piloto, Faury resaltó que lo que se plantea “ya no es ciencia ficción” sino “un hecho” que espera a ser integrado en la vida cotidiana sin poner en riesgo su prioridad, la seguridad.

Guillouard, por su parte, mostró su satisfacción por trabajar con Airbus, “el líder mundial de la aeronáutica, que nos va a aportar sus conocimientos únicos en la aviación”.

[Para leer más: El taxi volador británico transportará pasajeros en cuatro años]

Coches voladores en una década

El pasado mes de agosto, el Gobierno de Japón convocó por su parte a a 21 empresas líderes como Uber, Airbus, Boeing, Nec, Cartivator (del grupo Toyota), Ana Holdings, Japan Airlines y Yamato Holdings para para impulsar la puesta en marcha de estos vehículos en la próxima década.

De cumplirse las previsiones de Morgan Stanley Research, el sector de los coches voladores (para personas y mercancías) moverá alrededor de 2.500 billones de euros en 2040

Se trata de una de las pocas administraciones públicas que toman posiciones para participar en la carrera del desarrollo de los coches voladores al que ahora se suma también París. El grueso de estas iniciativas pertenece sin embargo a empresas privadas.

De cumplirse las previsiones de Morgan Stanley Research, el sector, que incluye también el transporte de productos a través de drones -más sencillo que el transporte de pasajeros y que ya barajan compañías como Amazon- moverá alrededor de 2.500 billones de euros en 2040.