Así es el pasajero perfecto

Así es el pasajero perfecto

Una encuesta a 700 tripulantes de cabina revela el perfil del cliente mejor valorado

17/11/2012 - 20:44h

Un tripulante de cabina de Iberia
El pasajero perfecto es un treintañero que se desplaza por ocio y viaja en clase económica. Más de 700 auxiliares de vuelo de 85 nacionalidades afirmaron que el tipo de pasajero que menos trastornos les ocasiona a la hora de atenderlos es el hombre que viaja solo, con una edad comprendida entre 30 y 40 años de edad y que vuela por motivos de ocio, según una encuesta de Skyscanner.es a personal de 85 nacionalidades.

En esta línea, a pesar de todos los comportamientos señalados por los auxiliares de vuelo y del nivel de exigencia de los viajeros, el estudio desveló que las tripulaciones de avión prefieren trabajar en clase turista que en clase business.

"Es la primera vez que hacemos una encuesta a las tripulaciones internacionales de aviones para conocer lo que realmente opinan de los pasajeros. Los resultados no han sido lo que esperábamos y nos han sorprendido gratamente", expuso la responsable del mercado español de Skyscanner, Eliana Gómez.

Asimismo, Gómez subrayó que "al contrario de muchos estereotipos, es interesante saber que es el hombre el que se lleva el voto de mejor pasajero, mientras que los tripulantes prefieren trabajar en clase económica".

Lo que molesta de los pasajeros

La encuesta realizada también identificó las costumbres más tediosas de los viajeros hacia el personal de cabina: uno de cada cuatro empleados (26%) se queja del chasquido de dedos como modo de reclamar su atención.

Levantarse del asiento antes de lo permitido es un hábito común que molesta al 13% de los encuestados, así como intentar meter más maletas de las debidas en el compartimento superior, con un 11% de las valoraciones negativas. La consiguiente queja de falta de espacio en dichos compartimentos (10%) ocupa el cuarto lugar.

Otros hábitos de los pasajeros que resultan molestos para la tripulación son hablar durante las explicaciones de seguridad (9%), solicitar más mantas y almohadas (8%), dejar basura en el bolsillo del asiento (7%), pedir una comida diferente (6%), quejas por la temperatura del avión y solicitar una marca de bebida no disponible.