Así se 'trabaja' para Cabify: 20.000 euros por una licencia y adiós si el cliente puntúa mal

Así se 'trabaja' para Cabify: 20.000 euros por una licencia y adiós si el cliente puntúa mal

La empresa no tiene conductores contratados, pero les recomienda vehículos y les abre la puerta a financiación

Ignasi Jorro

Barcelona

22/10/2015 - 21:43h

Cabify vende licencias a conductores por 20.000 euros, según la denuncia de los taxistas

Cabify, una empresa que forma parte de Sharing España, una asociación de empresas que defiende la economía colaborativa, vende licencias de alquiler de vehículo con conductor (VTC) por 20.000 euros más IVA. Esta es una de las condiciones que aparece en un contrato de colaborador de Cabify. El documento es parte de la denuncia contra la empresa que los taxistas de Madrid han interpuesto en un juzgado de la capital.

El documento, confidencial, atestigua que los conductores de Cabify deberían comprar determinados tipos de vehículos para cumplir los requisitos de calidad. Según el mismo documento, los profesionales deben permanecer conectados al servicio un mínimo de 20 horas semanales., aunque la empresa señala que hay un "límite máximo de horas" para, según Cabify, "cuidar de la salud y estado del conductor y fomentar la competencia en el sector".

Para abonar la suma inicial para convertirse en conductor asociado –Cabify no tiene relación laboral con sus empleados-, la empresa dirige a los futuros asociados a una oficina del BBVA, que financia hasta el 90% de la inversión.

A la calle si te puntúan mal

La causa contra Cabify, que dirimirá el juzgado Mercantil número 12 de Madrid, arroja luz sobre cómo trabajan los chóferes de la empresa. Otro de los documentos en manos del juez reza que el conductor puede ser 'despedido' –el contrato de prestación de servicios, terminado- si el cliente puntúa su conducción con menos de un 4,5 sobre 5. 

documento

Con lo que respecta a facturación, los conductores perciben 1,20 euros por kilómetro (hasta 20 km), un euro a partir de 20 kilómetros y 0,40 euros por minuto de espera. El importe mínimo del trayecto es de cinco euros en la gama Cabify Lite, con cinco minutos de cortesía.

"Se les espera" 

Cabify mantuvo una reunión en un hotel de Barcelona la semana pasada, según ha podido saber 02B. La capital catalana es una de las ciudades a las que se busca expandirse la firma, que nació en 2011 como plataforma de intermediación en el sector del alquiler de vehículos con conductor.

Sin embargo, fuentes del sector del taxi barcelonés denuncian que Cabify practica "fraude de ley" con la venta de licencias, además de "esperar a clientes en la calle", lo que no se puede hacer con una licencia VTC, que faculta para conducir de punto a punto. "Plantaremos batalla judicial, y nos consta que la Generalitat también estará ojo avizor", avisa Alberto Álvarez, portavoz del colectivo La Élite. 

Nueva economía

Preguntados sobre el contenido de los documentos, fuentes de Cabify han insistido que la empresa "rechaza tajantemente" que los conductores tengan una relación laboral. Además, un portavoz de la firma ha recordado que la start-up, que recientemente ha cerrado una ronda de inversión de doce millones, "no es economía colaborativa, sino nueva economía".