Balearia renegocia el convenio colectivo con su plantilla

Balearia renegocia el convenio colectivo con su plantilla

Los trabajadores están dispuestos a reducir salarios para garantizar la estabilidad laboral

Gabriel Trindade

08/05/2012 - 20:08h

Una nave de Balearia
Los trabajadores de Balearia tendrán a principios de la semana que viene una reunión con la empresa para empezar a negociar algunos ajustes del convenio colectivo que se firmó el año pasado. Aunque todo se encuentra en una fase muy preliminar, la sintonía entre empresa y trabajadores parece ser “buena”, según fuentes conocedoras de las negociaciones. Ambas partes tienen en mente conseguir capear el temporal que afecta a las navieras.

Los sindicatos tienen dos objetivos --que ya se recogían en parte en el anterior convenio-- en esta negociación: asegurar los puestos de trabajo de la flota así como conseguir la regulación de las banderas de todos los buques. Según explican, “han existido algunos problemas legales con el documento y es mejor asegurarlo ahora que, pese al panorama negativo, la empresa está en condiciones de dar garantías”.

Lograr la bandera española para todas las naves


Las mismas fuentes indican que los trabajadores estarían muy interesados en conseguir que todos los barcos tengan bandera española ya que de esta forma se lograría un marco laboral más favorable. “Son sólo una minoría de naves pero no piensan renunciar a ellas”, aclaran. Como contrapartida a estos dos temas, los trabajadores podrían aceptar hacer concesiones salariales.

El convenio de los trabajadores que se firmó el año pasado (y que en principio iba a estar en vigor hasta el 2022) proponía un sistema retributivo variable y flexible por objetivos junto al sistema de retribución mediante tablas salariales, la conversión de un número determinado de contratos temporales en estables y el compromiso de establecer la bandera española en todos los buques de la compañía en el plazo de dos años.

El caso de Trasmediterránea


El lunes se conoció que la compañía Acciona Trasmediterránea, la principal competidora de Balearia, y sus trabajadores llegaron a un acuerdo que implicaba la congelación salarial a cambio de que se mantengan los puestos de trabajo. La naviera de Acciona perdió 446.901 pasajeros y, en consecuencia, su Ebitda cayó el 84,2%, de los 58 a los 9 millones de euros.