Barajas protesta contra Bruselas por la nueva seguridad aérea

Barajas protesta contra Bruselas por la nueva seguridad aérea

Los trabajadores del aeropuerto de Madrid se unen a las manifestaciones europeas por las nuevas normas

21/01/2013 - 21:49h

El aeropuerto de Barajas. ARCHIVO
Pasajeros y trabajadores aéreos se concentrarán este martes en Barajas en contra de la nueva normativa sobre descanso y seguridad aérea de la Agencia Europea para la Seguridad Aérea (AESA). La protesta en el aeropuerto de Madrid será una de las muchas que se realizarán por todo el continente en contra de las reglas que el organismo presentó a principios de este año.

La manifestación en el aeropuerto de Madrid cuenta con el apoyo del Sindicato de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla), CC OO, UGT, USO y el Sindicato Independiente de Tripulantes de Cabina de Pasajeros (Sitcpla). A ellos, también se ha unido la asociación de consumidores Facua-Consumidores en Acción y el sindicato de tripulantes Stavla.

Los sindicatos y asociaciones de consumidores de toda Europa esperan influir así en la aprobación de esta nueva normativa que, según sus detractores, incluye un máximo de horas excesivo en servicio así como de vuelo nocturno. El Parlamento europeo aún debe debatir y votar el contenido de las nuevas reglas a lo largo del 2013. 

Asociaciones aéreas


Las asociaciones aéreas europeas --la Asociación de Aerolíneas Europeas (AEA), la ERA (European Regions Airlines Association) y la IACA (International Air Carrier Association)-- han defendido este lunes que la prevención de la fatiga (denominada FTL, Flight Time Limitations) garantiza la "máxima seguridad en el aire".

A su juicio, las últimas normativas en materia de prevención de fatiga propuestas "no son una flexibilización de las normas de hoy como los sindicatos sugieren", sino que por el contrario "armonizan" los requisitos existentes e incluyen "más restrictivos requerimientos y limitaciones".

Amplia revisión

En este sentido, recordaron que las propuestas finales de la AESA son el resultado de una "amplia revisión" de todos los interesados, como reguladores nacionales de seguridad, líneas aéreas y sindicatos, e incluyen la revisión de casi 50 estudios diferentes. 

"Europa seguirá teniendo una de las más estrictas normas en el mundo", han asegurado para añadir que "el proceso de adopción de las normas definitivas no debe descarrilar a causa de información errónea".