Barcelona pierde cruceristas pero mantiene el liderato en Europa

Barcelona pierde cruceristas pero mantiene el liderato en Europa

Las radas catalanas ceden el 9% de turistas durante los primeros seis meses del año

Redacción

Barcelona

29/08/2014 - 12:48h

Cruceros de lujo en el puerto de Barcelona
El sector de los cruceros está al alza. El conjunto de los puertos españoles recibió la visita de 3,2 millones de pasajeros a bordo de 1.627 buques de recreo durante el primer semestre del año. Un incremento del 3,7% con respecto al año anterior.

Según los datos facilitados por Puertos de Estado, las radas barcelonesas, a pesar de perder volumen de cruceristas con respecto al año pasado, se consolidan como las primeras de España y de Europa.

Puertos del Estado se remite a las cifras de la Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA), que indican que el puerto de Barcelona es todo un referente mundial en cuanto a embarques y desembarques de buques de recreo.

Las magnitudes del puerto lo colocan como líder europeo en tráfico de cruceristas y cuarto del mundo.

Primero de Europa y cuarto del mundo

En 2013, Barcelona fue el primer puerto de Europa de cruceros, al reunir a 2,5 millones de pasajeros. Casi un millón más que su inmediato competidor. Civitavecchia, en Italia, que contabilizó 2,4 millones de turistas.

El conjunto de las radas de las Islas Baleares se posicionaron en quinto lugar, con 1,6 millones de cruceristas, por encima de enclaves históricos como Marsella (Francia), Las Palmas o Santorini (Grecia).

Baleares crece

No obstante, el puerto de Barcelona perdió pasajeros en el primer semestre del año. Hasta junio recibió 947.873 cruceristas, un 9% menos que en el mismo período del año anterior.

El conjunto de puertos de las Islas Baleares, por contra, continúa creciendo. Posicionados como segundo enclave de cruceros de España, sus radas sumaron más de 591.000 pasajeros, un 5% que en el primer semestre de 2013.

El Mediterráneo, sin competencia

Las preferencias de los turistas de crucero en España están claras. Los puertos del Mediterráneo son los favoritos, y acaparan el 59% del tráfico total del país. Sólo Barcelona e Islas Baleares se comen el 47% de los embarques españoles.