Barcelona quiere eliminar una parada de taxis que resistió la Guerra Civil

Barcelona quiere eliminar una parada de taxis que resistió la Guerra Civil

Los taxistas de Barcelona están en pie de guerra. Denuncian que el consistorio quiere eliminar la histórica parada de Plaza de Cataluña. La parrilla es de las pocas que operó sin interrupción durante la Guerra Civil.

I.J.

Barcelona

03/12/2014 - 17:39h

Zona de la parada, en los años 30.
Aguantó la Guerra Civil Española, pero ahora podría desparecer. El sector del taxi de Barcelona está en pie de guerra por la eliminación de una parada centenaria. La parrilla de plaza de Catalunya, con capacidad para media docena de vehículos, será trasladada a otro lugar.

Según fuentes sindicales, el punto de recogida se trasladará para mejorar el acceso a un parking subterráneo colindante. En lugar del área delimitada para taxis, el Ayuntamiento repintará la calzada para habilitar un estacionamiento de motocicletas.

"Es una de las paradas históricas de Barcelona, y una de las más concurridas. Si la quitan, perjudican al taxi y al usuario", ha indicado Alberto Álvarez, portavoz del grupo de taxistas La Élite. Según el profesional, la eliminación de la parada concentrará colas en otras estaciones y dejará sin servicio a un hotel, el nuevo El Corte Inglés y el céntrico Hard Rock Café.

Image and video hosting by TinyPic

Protesta

Precisamente ayer, un grupo de 40 conductores ocupó simbólicamente la Gerencia de Prevención, Seguridad y Mobilidad de Barcelona. La acción arrancó un compromiso de la concejalía responsable. "Han parado el traslado, que se debía efectuar el jueves. A cambio, habrá una reunión el 10 de noviembre para dilucidar qué se hace con la parada", explicó Álvarez.

Por su parte, STAC y ATC, sindicatos mayoritarios en la Mesa Técnica del Taxi, han presentado una propuesta para evitar la pérdida de la histórica parrilla. Las dos asociaciones sugieren alargar las paradas de Las Ramblas y la calle Pelayo.

Los taxistas buscan descongestionar la citada parada, ya que el estacionamiento de vehículos en doble fila dificulta la visualización y acceso al parking municipal.