Barcelona y Valencia pierden cruceristas en el último año

Barcelona y Valencia pierden cruceristas en el último año

Algunos puertos como los de las Islas Canarias han crecido en número de pasajeros

Redacción

en Barcelona

09/03/2015 - 12:23h

El puerto de Las Palmas

Barcelona y Valencia pierden cruceristas. Los dos puertos españoles han puesto punto final al 2014 con descensos del 9% y el 21%, respectivamente. La capital catalana ha recibido a 2,3 millones de cruceristas, mientras la del Turia a 373.000. Tras Barcelona se encuentran las Islas Baleares con 1,54 millones de pasajeros, el 0,6% más, y Las Palmas, con un crecimiento del 28%, y algo más de un millón de pasajeros.

Los puertos de las Islas Canarias y los del Atlántico-Cantábrico peninsular son los que mayor incremento han experimentado en el último año. Así, los puertos dependientes de Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife han aumentado el tráfico el 6,7%, con cerca de 850.000 cruceristas. Asismismo, Málaga se ha recuperado un poco en 2014 con un crecimiento del 2,7% y algo más de 400.000 pasajeros.

Los puertos españoles del Mediterráneo, con Barcelona y Baleares como los principales destinos de Europa, acaparan el 64% del total de cruceros en España con 4,9 millones de pasajeros.

Nuevo récord en 2015

En 2014, llegaron a España 7,66 millones de cruceristas que pisaron alguno de los 46 recintos portuarios y los 3.700 cruceros que se realizaron. Esta cifra representa una leve caída del 0,02% respecto a 2013. Sin embargo, este descenso no ha rebajado las previsiones del Gobierno español. El Ministeriode Fomento prevé cerrar este 2015 con un nuevo récord histórico y 8,1 millones de pasajeros de crucero, es decir, medio millón de personas más que en el último año.

Según el último informe de la Asociación Internacional de Líneas de Crucero de Europa, 31,2 millones de pasajeros visitaron alguna de las 250 ciudades portuarias del continente europeo. Estos datos extrapolados a España suponen un negocio de 1.255 millones de euros y 26.398 empleos. La facturación de los puertos españoles sólo en concepto de tasas ascendió a 19 millones de euros.