BCN abre la puerta a Oriente con el nuevo vuelo de Emirates a Dubái

BCN abre la puerta a Oriente con el nuevo vuelo de Emirates a Dubái

El 80% de los pasajeros que vuelan desde España lo hacen por la conexión hacia destinos de Asia

Boeing-777 de Emirates en el aeropuerto de El Prat (Barcelona)
La llegada del Boeing-777 al aeropuerto de El Prat procedente de Dubái el mediodía del martes ha significado la consolidación de la compañía Emirates en España. Con dos vuelos diarios desde Madrid y el que opera este avión desde Barcelona, la aerolínea tiene capacidad de llevar 7.560 pasajeros semanales hasta los Emiratos Árabes Unidos.

La cifra es bastante probable que aumente --desde el lanzamiento del vuelo desde Barcelona se viene hablando de la posibilidad de incorporar rápidamente un segundo vuelo diario a la capital catalana-- dado que Dubái ejerce como puerta hacia el continente asiático. "El 80% de los pasajeros que vuelan desde España lo hacen por la conexión hacia destinos como India o China, entre otros", ha explicado el director de la aerolínea en España, Fernando Suárez de Góngora.

Objetivo, África


Sin embargo, Dubái no sólo supone una conexión a Ásia. Como indica Suárez de Góngora, las posibilidades de enlace desde el hub de Emirates también pasan por la consolidada Australia y las islas de su alrededor y una emergente África. "El continente africano es un mercado potencial. Interesa por el turismo, sobre todo por los safaris, aunque también hay viajes de negocios. Un país que se ha situado en el mapa para hacer negocios", dice el director de Emirates en España. El proyecto queda reforzado por la falta de conexiones hacia África subsahariana. Sin ir más lejos, Iberia acaba de suspender su vuelo directo a Johannesburgo (Sudáfrica).

El grupo Emirates registró un beneficio neto de 484 millones de euros durante su año fiscal 2011/2012, que concluyó el pasado 31 de marzo. Suárez de Góngora no desvela las cuentas de la compañía en España pero sí asegura que su objetivo es duplicar beneficios en España. "Aunque eso a priori parece fácil, si tenemos en cuenta que hemos triplicado el número de vuelos, también somos conscientes que el mercado no se expande hasta el infinito", ha asegurado. Sea como sea, Emirates espera mantener el 90% de ocupación de media que tienen los vuelos que conectan con España.

La relación entre España y los Emiratos Árabes Unidos viene de lejos. No en vano, una de las primeras embajadas que se abrieron en el extranjero fue la de Dubái. “Vuelos como este refuerzan el enlace económico que mantenemos. La embajada ha pasado de ser un bien político a uno de mercado”, explica el embajador español José Eugenio Salarich para añadir: “Es importante por las conexiones que crea, sí, pero también para las empresas españolas que trabajan ahí, más de 2.000”. Además, el diplomático indica el creciente interés de los países Oriente Medio por empresas españolas de todo tipo aunque últimamente prima el interés por las renovables fotovoltaico y termo solar.