Las bicis eléctricas compartidas llegan al Gran Barcelona

La bicicleta eléctrica de la red E-Bicibox, puesta en marcha al sur del área metropolitana de Barcelona.

Las bicis eléctricas compartidas llegan al Gran Barcelona

Once municipios al sur de Barcelona cuentan con un sistema de bicicletas eléctricas compartidas, de uso gratuito los primeros 30 minutos

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

13/02/2019 - 12:03h

A falta de Bicing, los municipios del sur de Barcelona ya cuentan con un servicio de bicicletas eléctricas compartidas, que a diferencia del sistema de la capital catalana, permite que los primeros 30 minutos de uso sean gratuitos.

El servicio fue lanzado por el AMB (Área Metropolitana de Barcelona), y consiste en la puesta en marcha de 300 rodados eléctricos repartidos en 45 módulos de 14 plazas.

En la primera fase del proyecto el E-Bicibox alcanza a los municipios de Castelldefels, Cornellà, Sant Boi, Sant Feliu, Gavà, L'Hospitalet, El Prat, Sant Boi, Sant Feliu, Sant Joan Despí, Sant Just Desvern y Viladecans.

[Barcelona apuesta fuerte por las bicis eléctricas]

En un plazo cercano el servicio saldrá de la corona metropolitana sur y aterrizará en Sant Cugat del Vallès, al oeste de Barcelona.

El objetivo del AMB es llega a las 630 bicicletas eléctricas compartidas en la región metropolitana

El objetivo del AMB, precisó su vicepresidente de Movilidad y Transporte Antoni Poveda, es llegar a más municipios de la región y alcanzar un total de 630 unidades.

Barcelona queda afuera

Este servicio no incluye a Barcelona, que desde hace 10 años cuenta con el servicio de Bicing y que estos meses se encuentra en un proceso de renovación de su parque de rodados, además de expandir su oferta de bicicletas eléctricas.

El coste por usar este servicio en la red del área metropolitana es de 30 euros al año, y previamente hay que registrarse en internet. Pasado los 30 minutos de cortesía el usuario pagará 0,50 euros por la siguiente media hora, y dos euros si llega a la hora de uso.

Un servicio paralelo

El AMB ya contaba con el servicio de Bicibox, que son módulos para guardar gratuitamente la bicicleta en contenedores cerrados. Desde su lanzamiento en 2010 cuenta con 10.000 suscriptores, que lo han utilizado 283.000 veces.

El usuario paga un abono de 30 euros anuales, y los primeros 30 minutos de uso de la bicicleta eléctrica son gratuitos

Los módulos de E-Bicibox se encuentran en zonas de intercambio del transporte público y cerca de aparcamientos de coches. El objetivo es que sirva para recorrer el último tramo de sus desplazamientos sin necesidad de recurrir al vehículo privado.

Cómo son las bicis

Las bicicletas cuenta con un motor eléctrico de 250 W con una velocidad limitada a los 25 kilómetros por hora. El sistema de geolocalización GPS evita que sea objetivo de robos, y su sillín regulable tiene una traba anti vandalismo.