Binter Canarias anuncia un ERE que afectará a 65 trabajadores

Binter Canarias anuncia un ERE que afectará a 65 trabajadores

La empresa inicia una reestructuración para adaptarse a las nuevas circunstancias del sector aéreo

REDACCIÓN

17/10/2011 - 21:50h

La compañía aérea Binter Canarias, que copa el 80% del mercado del tráfico interinsular aéreo en el archipiélago canario, ha anunciado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supone el despido de un total de 65 trabajadores y su práctica desaparición, según informó este lunes el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) en un comunicado.

Para el sindicato, esta medida, de ser aprobada por el Gobierno de Canarias, supondría "la extinción de la empresa" y el "colofón a cuatro años de traspaso de la producción a otras empresas del grupo Binter", ya que "se quedaría con un avión, ocho pilotos y 10 TCPs".

Sepla ya convocó una huelga en el verano de 2007 contra lo que consideraba un trasvase de producción de Binter a otras compañías. El sindicato denunció entontes el comienzo del desmantelamiento progresivo de la compañía, después de que la aerolínea aumentara la subcontratación de vuelos a Naysa.

La empresa se defendió asegurando que la cesión de vuelos a este operador respondía a la necesidad de garantizar la continuidad y el crecimiento de la línea aérea y argumentó que las condiciones salariales y laborales de Naysa se ajustaban a la nueva realidad del mercado aéreo.

Según fuentes del sector, la crisis global y el descenso en el tráfico de pasajeros en líneas tradicionales ha llevado a la aerolínea a iniciar un nuevo proceso de reestructuración en un grupo cuya plantilla total asciende a más de 1.000 personas.

Sin acuerdo

Esas mismas fuentes explicaron que el ERE no supondrá una modificación sustancial en los servicios que ahora presta Binter Canarias. La compañía Canarias, además de operar con Naysa, lanzó en septiembre el primer vuelo de su nueva aerolínea bajo el nombre de Canair (Canarias Airlines).

La empresa y la representación de la plantilla se reunieron recientemente sin que se llegase a acuerdo alguno. Sepla aseguró ayer al respecto que la dirección de Binter "se niega a reconocer la legitimidad de Sepla para negociar los términos del ERE", a pesar de que en el Convenio Colectivo vigente se reconoce que Sepla es el "interlocutor exclusivo" en lo referente a "acuerdos y convenios colectivos del grupo de pilotos, así como para todo aquello que afecte colectiva o individualmente a los pilotos afiliados a Sepla".

En su comunicado, Sepla afirmó que con el ERE, "la intención de la empresa es deshacerse de un colectivo de trabajadores que posee derechos laborales recogidos en un convenio colectivo de casi 20 años de antigüedad, y que ha sido renovado en dos ocasiones por los actuales propietarios. Sólo así se explica la intención declarada en el ERE de limitar la producción de Binter Canarias a un solo avión, ocho pilotos y 10 tripulantes de cabina".

Pasar producción propia a NAYSA


El sindicato ha explicado que fue el pasado lunes, 10 de octubre, cuando la dirección de la empresa anunció al colectivo de trabajadores que había solicitado ante la autoridad laboral un Expediente de Regulación de Empleo que afectaría a 65 trabajadores (pilotos y auxiliares de vuelo) del total de 129 que existen en la actualidad. Así, lamentaron que Binter Canarias -que el año pasado fue galardonada con el premio de la Unión Europea a la mejor aerolínea regional- "lleva desde el año 2007 traspasando producción propia a NAYSA, compañía del Grupo Binter cuyos trabajadores no tienen representación sindical", reduciendo la matriz de 403 trabajadores en el año 2007 a los 129 que existen actualmente".

Al mismo tiempo, NAYSA "ha pasado de tener una plantilla formada por 108 personas a as 222 de hoy día. Y ahora Binter trata de trasladar "por todos los medios" a sus trabajadores a Canair, según Sepla.

Naysa y Binter Canarias suscribieron en el año 2000 un acuerdo comercial para operar en régimen de Wet Lease (alquiler de aeronaves con la tripulación incluida). En abril de 2008, formalizaron otro acuerdo para que Naysa operara vuelos de Binter en régimen de franquicia.