Blablacar, tras los pasos de Uber en los juzgados

Blablacar, tras los pasos de Uber en los juzgados

El mercantil nº2 de Madrid acepta a trámite la demanda de la patronal de autobuses

Redacción

Barcelona

09/08/2015 - 13:20h

Algunas de las rutas más solicitadas en BlaBlaCar conectan el centro peninsular con el levante español

La conducción colaborativa continúa bajo el punto de mira. Blablacar, la aplicación para compartir coche entre particulares, bajo sospecha. El juzgado mercantil número 2 de Madrid ha aceptado a trámite la demanda presentada por la patronal de autobuses Confebus contra la sociedad francesa que controla el servicio, según ha adelantado El Mundo.

La popular plataforma ya cuenta con nueve millones de usuarios en Europa. Conductores particulares publicitan la realización de un trayecto, con las plazas libres de las que disponen. Los interesados solicitan incorporarse a él, y Blablacar propone un reparto de gastos equitativo. A cambio, cobre una comisión del 10% más IVA.

Los autobuses, en guerra

El copresidente de Confebus, Rafael Barbadillo, sostiene que se trata de "competencia desleal". "Hacen intermediación, proponen precios y reciben una comisión. Las reglas deben ser para todos, o todos dentro o todos fuera", lamenta. El juez decidirá en octubre si obliga a la compañía gala a abandona sus servicios. Se trata de Andrés Malgro, el mismo magistrado que decidirá en el conflicto entre los taxistas y Uber.

Según los estudios, las rutas más activas son las que conectan Madrid con el Levante. El pasado 3 de mayo, 164 vehículos se ofrecieron para unir Madrid y Valencia, 203 Madrid y Murcia y 153 Madrid y Alicante. Los precios en bus oscilan entre los 29,71 y los 34,11 euros. En BlaBlaCar, las tarifas van entre 19 y 23 euros. Una mejora sustancial.