Blanco obligó a FEVE a comprar trenes inservibles

Blanco obligó a FEVE a comprar trenes inservibles

La Abogacía del Estado denuncia "graves irregularidades" en la adjudicación de cuatro convoyes que no pueden circular

REDACCIÓN

26/07/2012 - 12:04h

El Ministerio de Fomento se gastó hace un año un total de 18,5 millones en cuatro trenes que no pueden circular por España, por incompatibilidad con la red ferroviaria. Así, el departamento que dirige Ana Pastor ha heredado un contrato de abril de 2011, cuando estaba al mando del organismo el socialista José Blanco, que deberá abonar íntegramente.

Por su parte, la Abogacía y la Intervención General del Estado advierten de "graves irregularidades" en la compra, mientras el Gobierno actual intenta revender los convoyes a otros países.

Amigos de Zapatero

Blanco, a través de la empresa pública Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (FEVE) adquirió los vehículos saltándose el procedimiento de contratación, recoge este jueves El Mundo.

FEVE estaba dirigido entonces por Ángel Villalba y Juan Díez, amigos personales del ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

De esta manera, el informe de la Abogacía concluye que la adquisición se realizó “a dedo”, sin que mediara concurso público y “prescindiendo total y absolutamente del modo legal establecido”.

Paquete de 12 trenes

Los trenes --cuatro unidades de tren-tram bitensión-- están terminándose de fabricar actualmente. Por ello, Fomento busca compradores en otros destinos donde sí puedan circular.

La adquisición de estos convoyes forma parte de un paquete en el que se incluía el encargo de 12 vehículos, cuyo gasto ascendió a 53 millones de euros que fueron a parar a la empresa Vossloh, incumpliendo las “normas de transparencia” que exige la ley, según las mismas fuentes.

La operación fue concebida con vistas a un hipotético proyecto ferroviario en la zona metropolitana de Avilés (Asturias), que jamás vio la luz. Los actuales responsables del Ejecutivo tampoco tienen previsto desarrollarlo.

El informe jurídico advierte de que en caso de anularse la operación, "FEVE queda obligada a resarcir a Vossloh de todos los costes en los que efectivamente haya incurrido con ocasión de la ejecución del contrato".