Bonus por despedir a 4.500 empleados de Iberia

Bonus por despedir a 4.500 empleados de Iberia

Sánchez-Lozano cobrará ‘una extra’ del 150% del sueldo si reestructura el grupo

El consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez-Lozano, cobrará un bonus del 150% del sueldo si logra reestructurar el grupo, que entre otras medidas implica la salida de un mínimo de 4.500 profesionales, que podrían alcanzar los 7.000 si no se pacta con los sindicatos, y el adelgazamiento de la aerolínea española en un 20%.

En un informe enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se especifica que si la mano derecha de Antonio Vázquez logra sacar adelante el plan presentado este viernes y situar a Iberia en niveles competitivos y de rentabilidad, equivalentes a los resultados de los competidores, podrá embolsarse la paga de objetivos máxima, informa El Mundo.

El sueldo de Sánchez

El directivo declaró este viernes que “Iberia hace aguas por todas partes” y amenazó a los sindicatos si no aceptan uno de los mayores expedientes de regulación de empleo (ERE) de la historia en España y rebajas salariales del 25% para los trabajadores que continúen en la aerolínea.

Su actual sueldo, congelado por petición propia, es de 870.000 euros al año, aunque Iberia asegura que se trata de una de las menores retribuciones comparada con la de otros ejecutivos del Ibex. El salario base es de 632.000 euros, sin embargo, se aportan 136.000 euros a un plan de pensión equivalente al 20% de la retribución. A ello cabe añadir el bonus anual.

La paga de objetivos se construye de la siguiente manera: el 75% del salario base con un máximo del 150%, en función del grado de cumplimiento de las metas fijadas por el consejero delegado de International Airlines Group (IAG), Willie Walsh. La mitad de lo que cobre se le pagará en acciones del grupo nacido de la fusión de Iberia con British Airways (BA), que recibirá tres años después. El 50% restante lo percibirá al año siguiente de haber alcanzado los objetivos.

El blindaje del presidente

Sánchez-Lozano (55) y su jefe, Vázquez (61), son antiguos hombres de la Caja Madrid de Miguel Blesa, que dirigió la institución financiera en la génesis del boom inmobiliario. Le sustituyó como presidente Rodrigo Rato. Los jefes de Iberia disponen además de blindajes equivalentes a cuatro anualidades si se les despide “sea cual sea” el motivo de la ruptura del contrato. El pacto se alcanzó minutos antes de la fusión con BA.

El actual presidente de Iberia y de IAG cobrará, por lo tanto, 2,8 millones cuando abandone la compañía. Tanto si dimite como si es destituido tiene garantizada esa cantidad. Sánchez pericibirá algo menos de la mitad: 1,2 millones de euros.