Brasil da luz verde al nacimiento de LATAM, el mayor holding aéreo de Latinoamérica

Brasil da luz verde al nacimiento de LATAM, el mayor holding aéreo de Latinoamérica

La aerolínea carioca TAM y la chilena LAN mantendrán sus marcas, pero deberán renunciar a una de las alianzas aéreas a las que pertenecen

LATAM, el holding aéreo mayor de Latinoamérica, tiene el campo despejado para su nacimiento. El organismo de defensa de la competencia en Brasil (CADE) ha aprobado por unanimidad la fusión entre la brasileña TAM y la chilena LAN, La nueva compañía aparece en el escenario con una capitalización en bolsa de 12.000 millones de euros y una flota de 220 aeronaves. No obstante, las dos marcas se mantendrán, como hasta ahora.

Esta era la última aprobación pendiente por parte de las autoridades de competencia. El Tribunal de Defensa de Libre Competencia de Chile (TDLC) ya dio su visto bueno el 21 de septiembre a la misma operación, aunque con once medidas de mitigación para ambas compañías.

La aprobación por parte del CADE ha sido acompañada asimismo de otras dos condiciones. En primer lugar, LATAM deberá renunciar a una de las alianzas aéreas de las que forman parte hoy --TAM está dentro de Star Alliance, mientras que LAN forma parte de Oneworld--.

Por otro lado, el organismo brasileño de competencia impone la renuncia de dos pares de 'slots' (autorización para el despegue y aterrizaje) en el aeropuerto paulista de Guarulhos, para cederlos "a los interesados en la ruta entre Sao Paulo y Santiago de Chile".

Volará a 115 destinos

El nuevo 'holding' dará cobertura a más de 115 destinos internacionales, con una plantilla de 40.000 empleados.

En 2009, ambas aerolíneas facturaron más de 8.500 millones de dólares (6.128 millones de euros) y transportaron 45 millones de pasajeros, así como 832.000 toneladas de carga.

Según lo acordado, los accionistas de LATAM consideran que la familia brasileña Amaro tendrá un 13,67% de la nueva sociedad, la familia chilena Cueto un 24,07%, mientras que otros accionistas de LAN se repartirán un 46,6% y otros accionistas de TAM un 15,65%.