Cabify rompe con la economía colaborativa y crea un ejército de conductores

Cabify rompe con la economía colaborativa y crea un ejército de conductores

Los taxistas denuncian que la tecnológica española "acumula y vende" licencias

Ignasi Jorro

Barcelona

21/10/2015 - 19:19h

Cabify es una plataforma para contactar con vehículos con chófer

Cabify es miembro de la asociación de consumo colaborativo Sharing España, pero ha roto las costuras de este sector y ha creado un ejército de conductores asociados. Esta es la denuncia de los taxistas de Madrid, que aseguran que la empresa tecnológica española "ha amasado y revendido" centenares de licencias para vehículos de alquiler con conductor (VTC).

Los sindicatos aseguran que en 2011 la proporción taxi-licencias VTC en Madrid era de 30 a una. En total, en la capital existían unos 700 permisos de este tipo, que capacitan para alquilar un coche con chófer con capacidad para hasta nueve pasajeros. "En cuatro años se han doblado. Ya hay más de 1.500. Y el 80% son de Cabify", sostiene Jesús Fernández, vicepresidente de la Federación Profesional del Taxi. 

¿Un negocio?

Los conductores, que han denunciado a la 'app' ante el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid, aseguran que Cabify "empezó a operar legalmente, pero se excedió". ¿Cómo? "Ha ganado centenares de licencias en el juzgado, y las ha revendido. Ha hecho negocio y ha creado una legión de conductores asociados". 

Image and video hosting by TinyPic


Entre otras pruebas, aportan un convenio de colaboración entre Cabify y el BBVA (foto superior) en el que el banco ofrece condiciones ventajosas a los empleados de la compañía. El documento refleja que la entidad ofrece préstamos y terminales de punto de venta (TPV) para cobrar a los clientes a los "empleados de Cabify", esto es, conductores.

Es una prueba, siempre según los taxistas, que la joven empresa ha engendrado una flota paralela de conductores. "Les venden la licencia y, en algunos casos, les indican hasta qué coche comprar. Después, los tienen en la calle, esperando un servicio, lo que es ilegal según la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT)". 

Ningún conductor contratado

Preguntado por 02B, Cabify asegura que "está preparando una expansión [...] en los próximos 12 meses en varias ciudades del Estado. El modelo de negocio, sin perjuicio de que estudie vías de crecimiento en el futuro, es la intermediación y agencia. Cabify no tiene coches en propiedad, ni tampoco conductores contratados".