Competencia echa un capote a Uber y Cabify

Antigua aficina de la empresa Uber en Kowloon, Hong Kong, China, en una imagen de archivo. / EFE/Alex Hofford

Competencia echa un capote a Uber y Cabify

La CNMC recurre ante el Supremo por la obligatoriedad de disponer de una licencia VTC para ser conductor de las empresas

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

11/07/2017 - 17:41h

Uber y Cabify vuelven a contar con el apoyo de uno de sus grandes aliados: la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Competencia ha presentado un recurso ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo contra el Real Decreto 1057/2015 que exige a los conductores de Cabify y Uber contar con una licencia VTC y les limita la actividad.

Se trata de la segunda traba que la CNMC pone a la norma después del presentado en abril de 2016. Entonces consideró que restringía la competencia en el transporte al otorgar una ventaja al sector del taxi. Ahora, la impugnación salta al alto tribunal.

De este modo, la ley promovida por el ministerio prohíbe recoger a los pasajeros en plena calle, les obliga a trabajar con una reserva previa y limita el número de licencias disponibles: por cada 30 taxis, una VTC.

Los argumentos de Competencia lamentan que el Decreto no regula a Uber y Cabify sino al sector de las licencias VTC. Un capítulo más a la guerra que mantienen los taxistas con este tipo de compañías.