Los taxis continuarán con las huelgas y los bloqueos

Los taxistas de Barcelona convirtieron a la Gran Vía en un campamento que recuerda al 15-M. EFE

Los taxis continuarán con las huelgas y los bloqueos

Los taxistas deciden mantener la huelga indefinida y los bloqueos en las principales ciudades españolas

La huelga indefinida de los taxis recrudece su intensidad: las asociaciones de este colectivo rechazaron los argumentos del Ministerio de Fomento y decidieron seguir adelante con el cese de actividades, que se suma al bloqueo de las principales avenidas en Barcelona y Madrid.

El Gobierno ofreció estudiar la limitación de una licencia VTC por cada 30 de taxis, y también se comprometió a elevar un Real Decreto para el 13 o 14 de septiembre, para trasladar la gestión de estos permisos a las comunidades autónomas. Pero para los taxistas esta propuesta era insuficiente, y reclamaron acciones más inmediatas.

Las entidades, Élite Taxi, Fedetaxi y Antaxi dijeron que se mantendrán las movilizaciones. “Lo que nos dicen se tiene que plasmar en papel”, dijo Alberto Álvarez, portavoz de Élite Taxi.

Por lo pronto las huelgas seguirán -por lo menos- hasta el miércoles, cuando el Gobierno se reúna con las CCAA para tratar el traspaso de competencias de la gestión de las licencias VTC. El viernes, el Consejo de Ministros debería aprobar una normativa que cumpla con las demandas del sector.     

Los VTC piden mantener las licencias

Desde Unauto, la asociación que agrupa a coches VTC y a plataformas como Cabify y Uber, su presidente Eduardo Martín criticó al sector del taxi, del cual dijo que buscan “no tener competencia” en España.

Las huelgas seguirán por lo menos hasta el miércoles, en que el Gobierno analizará con las CCAA el traspaso de la gestión de las licencias VTC

El directivo dijo que la normativa del sector había sido aprobada por mayoría absoluta, con los votos de Podemos, PSOE y PP. Martín dijo que comprendía que no se otorguen más licencias, “pero las que están se quedan, porque son legales” afirmó.

Explosión de huelgas

Desde el viernes la huelga entre los taxis se propagó rápidamente. Y a diferencia de huelgas en el transporte aéreo, ferroviario o marítimo, en el sector del taxi no hay servicios mínimos.

En Madrid cientos de vehículos ocupan ocho de los diez carriles del Paseo de la Castellana de Madrid (cuatro por sentido) a la altura del edificio del Ministerio de Fomento, lo que ha provocado cortes de tráfico.

Los taxis salieron desde Barajas y realizaron una marcha lenta en dos columnas para entrar en la capital.

En Barcelona, unos 1.500 taxis según la Guardia Urbana, han colapsado la Gran Via e impiden  la circulación en Paseo de Gracià. Los manifestantes accedieron a liberar los carriles laterales para agilizar el paso de los coches privados y los buses.

En Valencia también hubo retenciones por la marcha lenta por la pista de Silla y la A-3, y pararon sus vehículos en los dos carriles centrales de la calle Colón, en la que se encuentra la sede de la Delegación del Gobierno.

El seguimiento en el País Vasco y Navarra

En el País Vasco, la Ertzaintza ha interpuesto varias denuncias contra taxistas que han participado en una caravana entre el aeropuerto vizcaíno de Loiu y Bilbao por conducir a una velocidad anormalmente reducida.

En Navarra, Álava y Cantabria las asociaciones de este sector decidieron secundar las huelgas.

Acatamiento dispar en Andalucía

El presidente de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT), Miguel Ruano, aseguró que todo el sector en Andalucía se sumará entre hoy y mañana a los paros.
En Sevilla el alcance es del 100%, del 50% en Málaga, del 75% en Córdoba, y el martes se sumarán Jerez, Almería, Jaén, Huelva y Cádiz.

También es total el paro en Zaragoza, mientras que en Huesca no hay un seguimiento importante. También en Murcia se plegaron a la medida de fuerza, así como en Guadalajara.

En Baleares, la Agrupación Empresarial de Auto-Taxis y Auto-Turismos ha convocado un paro de cinco horas para el martes.

El conflicto tendrá larga duración

Los representantes de las principales asociaciones vaticinan que el conflicto puede durar más de lo esperado.

La Federación Española del Taxi (Fedetaxi), la asociación mayoritaria del sector, indicó que mantendrá la huelga por lo menos hasta el miércoles, cuando se reúna la Conferencia Nacional de Transporte, en la que están representadas las comunidades autónomas.

El presidente de la Asociación Nacional del Taxi (Antaxi), Julio Sanz, aseguró que el sector no volverá al trabajo "si no es con unas condiciones claras que nos dejen tranquilidad a más de cien mil familias".

Impacto en el turismo

Aeropuertos, estaciones de tren, hospitales y otros puntos estratégicos están vacíos de taxis. La excepción son algunos centros de salud donde algunos taxistas prestan servicios gratuitos de emergencia.

Esto también supone un duro impacto al turismo: miles de turistas que salen de las terminales de los aeropuertos, ferroviarias, de buses o de cruceros se encuentran con que no tienen otra alternativa para movilizarse que no sea en bus o metro.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, pidió hoy a los taxistas que no utilicen la presión a los turistas en el conflicto que tienen planteado porque “vivimos del turismo” y “afecta a la actividad económica”.

El origen del dilema

El detonante fue la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de bloquear la normativa del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), que frenaba las concesiones de este tipo de vehículos a razón de una licencia por cada 30 de taxis. Pero el organismo judicial suspendió este dictamen, por un recurso interpuesto por Competencia, y los taxistas de Barcelona realizaron una primera huelga de 48 horas.

El viernes el TSJC decidió mantener la orden judicial, y los miembros de este sector iniciaron una huelga que anunciaron como indefinida. Promovida por Élite Taxi, entre otras asociaciones, la protesta comenzó con marchas lentas sobre Barcelona y el bloqueo de Gran Vía, una de las principales avenidas de la ciudad.