Los taxistas de Barcelona vuelven a la huelga

Las largas marchas de los taxistas vuelven a colapsar los accesos a Barcelona. EFE

Los taxistas de Barcelona vuelven a la huelga

Asociaciones de taxistas convocan a un paro desde la tarde del viernes. Las marchas lentas colapsan los accesos en Barcelona

Los taxistas de Barcelona vuelven al combate. Las asociaciones de conductores de la ciudad y alrededores convocaron a un paro desde la tarde del viernes, en protesta por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) de permitir el otorgamiento de licencias a Cabify y Uber.

Ni bien se conoció que el cuerpo judicial mantiene el rechazo a la medida del AMB, los taxistas se autoconvocaron de manera espontánea y organizaron una marcha lenta por la C-31 (acceso al aeropuerto de El Prat) y avenidas como Gran Vía y Diagonal, lo que dificultaba el tránsito vehicular.

Bloqueo en el aeropuerto y accesos

La intención, dijeron los taxistas a los medios, es bloquear el centro de Barcelona y puntos de comunicación como el aeropuerto y la estación de trenes de Sants y el puerto de la ciudad.

En el aeropuerto se están viviendo las primeras escenas de la repentina ausencia de taxis: los pasajeros recurren a medios como el metro, el tren de Cercanías o el Aerobús, que a pesar del aumento de las frecuencias no puede absorber la inédita demanda de pasajeros.

Huelga desde la tarde

En un comunicado, las diferentes asociaciones del taxi han convocado "un paro inmediato, y hasta nuevo aviso", que precisan que se hará efectivo una vez que se reúnan esta tarde con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a las 18:00 horas.

"El juez ha fallado en nuestra contra paralizando el reglamento. En septiembre habrá 4.000 VTC haciendo nuestro trabajo", dijo el portavoz de Élite Taxi Alberto Álvarez, y ha llamado a todos los taxistas a salir a la calle.

Los taxistas anuncian que la huelga se iniciará tras la reunión con la alcaldesa Ada Colau, a las 18:00, y se mantendrá "hasta nuevo aviso"

"No nos hacemos responsables de cualquier acto que pueda ocurrir en nuestras calles y hacemos responsables directos al Ministerio de Fomento y a su ministro de la situación de alarma creada tras el inexplicable auto del TSJC manteniendo la suspensión del reglamento", ha asegurado el dirigente de los taxistas.

Temor por incidentes

Esta declaración alerta a las autoridades, después de los violentos sucesos de la protesta del miércoles contra unidades de Uber y Cabify. Unos 30 vehículos de alquiler fueron dañados y tres choferes fueron internados con diversas heridas, informó Unauto.

Las escenas de manifestantes atacando un coche donde viajaba un matrimonio con una niña dieron la vuelta al país, y llevó a los asociaciones de taxistas a pedir calma a sus miembros y condenar los hechos.