La justicia da alas a Uber y Cabify: desbloquea 2.900 licencias

Las plataformas como Uber o Cabify son VTC

La justicia da alas a Uber y Cabify: desbloquea 2.900 licencias

Los últimos datos de Fomento registran un 37% más de licencias VTC en España desde mayo. En Barcelona el crecimiento es del 96%

La justicia sigue su propio camino en la guerra que enfrenta al taxi con los vehículos de VTC, los que utilizan las plataformas Uber y Cabify. Los tribunales españoles, en medio de la tregua que los taxistas han dado a Fomento, siguen desbloqueando nuevos permisos para coches de alquiler con conductor. Ya son 2.910 licencias más que, desde mayo y mediante sentencia judicial, pueden circular por las carreteras españolas.

Concretamente, el número de licencias de vehículos de alquiler con conductor se incrementado en los últimos tres meses en España el 37,2%, cuando se contabilizaron 2.910 más.

Así, los últimos datos oficiales de agosto apuntan que en España hay 10.731 licencias de VTC aproximadamente, mientras que en mayo eran 7.821 y en julio 9.111.

El número de permisos VTC podría superar pronto los 13.000

¿Por qué la partida se está decidiendo en los tribunales? La administración dejó de dar nuevas autorizaciones –debido a que el famoso ratio 1/30 (1 VTC por cada 30 taxis) no se cumplía– y muchos solicitantes llevaron estan negativa ante los tribunales. 

Ahora, el aumento en la cantidad de nuevas licencias operativas de VTC se debe a resoluciones judiciales por peticiones que se hicieron entre 2009 y 2015, periodo en el que el ratio no operó en la legislación española.

Es decir, puesto que el ratio 1/30 fue retomado legalmente en 2013 pero no se desarrolló reglamentariamente hasta 2015 para la concesión de nuevas licencias, las licencias pedidas durante ese tiempo se escapan del cerco, porque su solicitud se realizó en base a las leyes de 2009.

Y quedan 2.500 licencias más

Desde la patronal de empresas de alquiler de vehículos con conductor, Unauto, barajan que todavía están pendientes en los tribunales en torno a 2.500 licencias de VTC adicionales. Y, tal y como está previsto, se concederán en los próximos meses, por lo que la cifra total superará pronto las 13.000.

Esto pone en aprietos principalmente a Fomento. El ministerio dirigido por José Luis Ábalos está presionado por la necesidad del taxi de salvar su monopolio y baraja transmitir las plenas competencias a comunidades autónomas y ayuntamientos.

La posibilidad da esperanzas al taxi, que ve en esa medida una oportunidad para que las administraciones les salven a través de una normativa como la que Ada Colau quería implementar en el Área Metropolitana de Barcelona.

Pero la medida presenta muchas dudas. El Tribunal Superior de Justicia de Barcelona (TSJC) ya vio irregularidades en la articulación de la ley, que podría romper la unidad del mercado, y la justicia ya se pronunció en el macrojuicio del Tribunal Supremo que enfrentó a Uber y Cabify con el taxi, donde se decidió que ambos modelos debían convivir.