La violencia de los taxistas en BCN espanta a Uber y Cabify

Durante el miércoles fue imposible conseguir un taxi en Barcelona.

La violencia de los taxistas en BCN espanta a Uber y Cabify

Las plataformas de alquiler de coches suspenden sus actividades en Barcelona. Los taxistas realizan marchas lentas por la ciudad

Las violentas protestas de los taxistas en Barcelona caracterizaron su primer día de huelga. Los ataques a coches de Uber y Cabify llevaron a la asociación de los vehículos con licencias VTC a suspender sus actividades “hasta que la situación se normalice”.

Los taxistas mantienen la huelga de 48 horas para que se cumpla la normativa del Área Metropolitana de Barcelona, de otorgar una licencia VTC por cada 30 permisos de taxis. Esta medida había sido suspendida por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) tras un recurso de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia.

Las autoridades del organismo supramunicipal se reunieron con los representantes del Ministerio de Fomento, pero los taxistas no quieren esperar hasta que termine el verano para tener una solución.

Actualmente en Cataluña hay 800 licencias para el alquiler de coches particulares con chófer, pero con el reglamento del AMB bajarían a 200. En el medio, hay 3.000 licencias que esperan una resolución judicial para poder operar.

Barcelona sin taxis

Durante todo el miércoles fue imposible encontrar un taxi en la capital catalana y los municipios vecinos. La huelga tuvo un alcance el 100%. En el aeropuerto de El Prat había más fastidio por la ausencia de los vehículos negros y amarillos que por la huelga de Ryanair.

Los taxistas, apoyados por colegas de Madrid y otras ciudades de España, realizaron una marcha desde el Arco del Triunfo a la Delegación del Gobierno, en la que se vivieron momentos de graves incidentes, como la carga de varios manifestantes contra un vehículo de Uber en el que viajaba una familia francesa con una niña de seis años. El coche recibió patadas, le rompieron los limpiaparabrisas y le pintaron la carrocería con aerosol.

Según la asociación Unauto hubo dos heridos de consideración en la jornada: un conductor que fue trasladado inconsciente al hospital tras recibir una paliza y otro al que le habrían arrojado ácido, dijo Eduardo Martín presidente esta entidad.

Uber y Cabify anunciaron que suspenden sus operaciones en Barcelona hasta que “vuelva la normalidad”

Tras esos incidentes, Unauto anunció que Uber y Cabify dejarán de operar en Barcelona “hasta que la situación vuelva a la normalidad”.

Desde Elite Taxi, una de las asociaciones más combativas contra estas plataformas de movilidad, se apuraron a condenar los hechos de violencia. “Ese no es el camino a seguir ni legitima de ninguna manera las reivindicaciones de los trabajadores del taxi”, dijeron en un comunicado.

Su presidente, Tito Álvarez, dijo que si se descubre que los agresores eran de su asociación serán expulsados.

Segundo día de jornada con tensión

Pero la tensión seguirá presente este jueves. Los taxistas realizaron una marcha lenta desde el El Prat hasta el centro de la ciudad, y regresaron a la zona de espera en la terminal aeroportuaria. No hubo incidentes debido, en gran parte, a que los VTC no operaron, dijo el presidente de Unauto a Cerodosbé.

La decisión de los pasos siguiente de los taxistas depende de la vista en el TSJC sobre la suspensión, a la que concurrirán representantes de Competencia y del AMB.

En caso de que la resolución no conforme a los taxistas, uno de los peores escenarios es que cientos de vehículos bloqueen los accesos al aeropuerto, el puerto de Barcelona y la estación de Sants.