Clip-Air: cápsulas futuristas para un viaje multimodal

Avión hydrogene transporta tres cápsulas.

Clip-Air: cápsulas futuristas para un viaje multimodal

En un futuro quizás no muy lejano los aviones podrían transportar cápsulas con pasajeros o cargas que se trasplantan desde ferrocarriles o barcos

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

02/10/2017 - 20:28h

¿Alguien estaría a gusto viajando en un container? Seguramente no, pero la idea no es descabellada: un grupo de técnicos suizos propone que en el futuro los aviones supersónicos vuelen con cápsulas engachadas en su fuselaje, un concepto que podría revolucionar la industria del transporte aeronáutico.

El concepto del container, que los camiones transportan por carreteras y los barcos los apilan como piezas del Tetris, es la fuente de inspiración del proyecto Clip-Air, en su búsqueda de reducir los tiempos de viaje y la eficacia del transporte aéreo: la cápsula que contendrá a los pasajeros cómodamente sentados puede transferirse de un tren o un barco hacia el avión, describen sus creadores, el Instituto Politécnico Federal de Suiza, en Lausana.

Es la versatilidad en el uso de estas cápsulas lo que hace atractivo el proyecto. Estos módulos se podrían utilizar una y otra vez, reduciendo el coste de envío para largas distancias. Además pueden adaptarse para transportar simultáneamente una amplia gama de combinaciones de carga y pasajeros.

Las ventajas del Clip-Air

Para los pasajeros el proceso de embarque podría ser mucho más rápido y menos estresante, ya que podría abordar las cápsulas antes del vuelo y así descongestionar así salas de espera y pasillos de los aeropuertos.

Los operadores aéreos podrían comercializar itinerarios multimodales que comienzan o terminan más allá del aeropuerto. Por ejemplo, un pasajero puede subir a una cápsula en una estación de autobuses o trenes y despertarse en otra ciudad al otro lado del país, después de un viaje por carretera, aire y ferrocarril sin abandonar su asiento.

clip air train
Cápsulas de Clip Air acondicionadas para circular por vías férreas.  
 

Clip-Air se compone de dos elementos. Por una parte, el componente vuelo, que incluye fuselaje, cabina y motores. Luego están las cápsulas, una serie de cubículos de grandes dimensiones desmontables que pueden actuar como cabina o carga, según de la configuración elegida. 

El fuselaje se basa en un prototipo volador, que recuerda a naves espaciales de películas de c ciencia ficción. Algunos incluso pueden encontrar algunas similitudes con el X-48, un avión experimental sin piloto desarrollado para la NASA hace una década. Inclusive algunos ingenieros están trabajando en el diseño de aviones que puedan acarrear hasta tres cápsulas en un solo viaje, lo que multiplicaría los beneficios de las aerolíneas del futuro.

liv
Clip Air pretende ofrecer cápsulas multipropósito para aprovechar al máximo los viajes de cada aeronave.