Colapso en la ayuda a pasajeros discapacitados en El Prat

Colapso en la ayuda a pasajeros discapacitados en El Prat

Los sindicatos denuncian "agresiones físicas" y vuelos perdidos en el aeropuerto barcelonés

Ignasi Jorro

Barcelona

11/02/2015 - 20:45h

Los sindicatos denuncian "colapso", Aena lo niega.
La ayuda a pasajeros discapacitados en Barcelona-El Prat está "colapsada". Ésta es la denuncia de los sindicatos, que alertan de "vuelos perdidos, insultos y agresiones físicas". Por su parte, Aena recuerda que el servicio de asistencia a PMR (Pasajeros con Movilidad Reducida) es el mejor valorado del aeropuerto barcelonés.

Fuentes sindicales cuestionan la versión. "Hay reclamaciones y quejas. Algunos pasajeros pierden vuelos. Lo pagan los trabajadores, que reciben insultos y hasta agresiones físicas", explica un portavoz de los empleados.

Por su parte, Aena niega el extremo. "Se trata del servicio mejor valorado del aeropuerto, con una nota muy cercana al 5", dicen fuentes del ente aeroportuario. En efecto, en 2013 la asistencia PMR recabó 4,92 puntos sobre 5 en una encuesta de satisfacción.

"Falta de personal"

En el fondo del conflicto, la cantidad y calidad del personal. La empresa concesionaria UTE PMR BCN, formada por Sagital y MA SA, tiene contratadas a unas 70 personas fijas, dicen los sindicatos. Una cantidad que éstos ven insuficiente a todas luces.

"En verano pueden llegar a pasar más de 600 pasajeros especiales por día. Es imposible acompañarlos de punto a punto: van de mano en mano", denuncia una empleada del servicio. Según esta trabajadora, la calidad del servicio "es muy mala, se les trata como a maletas".

Cifras

Lo que trasciende el terreno del debate son las cifras. En 2014, la instalación asistió a 147.558 pasajeros con necesidades de movilidad, una media de 404 al día. La sociedad titular de la concesión se la adjudicó en noviembre del 2013 por 6,7 millones de euros.

En la ciudad condal, sindicatos y UTE negocian ampliar horas y hacer fijos a más empleados. Según los primeros, la empresa "se escuda en un presupuesto de Aena ajustado". Con la salida a bolsa de la agencia aeroportuaria, temen que la situación empeore aún más.