Cómo evitar derrochar tu dinero en un crucero

Conectarse a internet desde un crucero puede ser muy tentador, pero los costes son astronómicos.

Cómo evitar derrochar tu dinero en un crucero

No todos los gastos están cubiertos en un crucero: el uso del móvil, disponer de dinero en efectivo o ver estrenos online pueden arruinar el presupuesto

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

06/03/2019 - 19:04h

Realizar un crucero puede implicar una importante inversión para los viajeros. Pero si no se tienen en cuenta algunos gastos extras el impacto económico puede ser mayor, al punto de amargar las vacaciones cuando llegue el saldo de la tarjeta de crédito.

[Para leer más: Qué ciudades aman (y cuáles odian) a los cruceros]

Dinero en efectivo

Es muy raro que en un crucero se necesite dinero en efectivo, a menos que uno sea un jugador compulsivo y decida probar su suerte en el casino. La tarjeta de crédito sirve en cualquier compra extra, pero hay personas que prefieren el uso e efectivo, y para ello hay cajeros automáticos en los barcos.

ATM Cruceros

Pero retirar dinero de estas máquinas puede implicar un recargo de cuatro a siete euros por transacción, el máximo que puede cobrar un banco. Si no hay urgencias, lo mejor es esperar y retirar efectivo en alguna escala.

Productos de spa

Un masaje en un barco es un placer adicional al viaje, pero es frecuente que al término de la sesión se ofrezcan productos de spa.

spa cruccero

No es mala idea, pero cabe advertir que su precio puede ser el doble o el triple que si se compran en tierra o en tiendas online. Si no se va a utilizar a bordo, lo mejor es realizar la compra una vez que se regresó a casa.

Usar el móvil

La tentación de realizar fotografías y subirlas a internet es muy grande. Pero excepto en aquellas compañías que ofrecen conexión wifi a precios accesibles, el uso de los datos en alta mar puede tener costes astronómicos.

Por ejemplo, Movistar cobra 36 euros por cada mega consumido y en Orange el minuto de comunicación puede salir 10 euros.

cell phone crucero

Si no se contrata un paquete de wifi, cabe mantener el móvil en modo avión y conectarse una vez se llega a tierra. Si el crucero está en Europa, cabe recordar que el uso de datos y llamados tiene el mismo precio que en España.

Excursiones

Desde el crucero se pueden contratar excursiones en tierra. Es una opción válida, pero mucho más cara que si se hace con agencias locales. Una búsqueda de mercado previa ayudará a comparar precios y evitar recargos abultados.

Es cierto que las excursiones organizadas por la naviera garantizan que el barco esperará a los pasajeros, pero eso también lo pueden asegurar las compañías autóctonas.

st petersburg shore tours

[Para leer más: Royal Caribbean ordena la construcción del mayor crucero del mundo]

Por otra parte en las escalas se llega a ciudades de tamaño pequeño, o que sus atractivos históricos se pueden visitar en pocas horas a pie. ¿Alguien necesita contratar una excursión para ello?

Tarjetas para bebidas

Las bebidas alcohólicas no están cubiertas, excepto en algunos cruceros de ultra lujo. Probar cócteles y disfrutar de cervezas puede tener un coste que dispara el presupuesto, por ello antes de sacar la tarjeta de crédito conviene consultas las promociones que ofrecen las compañías.

cóctels en sky bar

Por ejemplo, en Princess Cruises venden talonarios de 30 euros para tener descuentos del 50% en cafés especiales, como el famoso irlandés. O el Royal Caribbean Deluxe Beverage cuesta 50 euros por día, cuando una de las bebidas más baratas, como la cerveza, sale 10 euros. Todo es cuestión de sacar cuentas.

Agua embotellada

Es cierto que muchas personas tienen la costumbre de solo beber agua embotellada, pero cabe recordar que el agua de los cruceros es potable.

water1

Pagar cuatro euros por un botellín de 33 cl. puede doler en la economía doméstica, por ello se sugiere tener envases plásticos o aluminio, como los que se compran en cualquier tienda deportiva, y cargarlos en los grifos del crucero.

Ver estrenos online

Muchas compañías de cruceros cobran unos 10 euros por ver estrenos de films en el dormitorio.

tv crucero

Pero si uno pagó más de 2.000 euros por navegar, disfrutar de los paisajes y divertirse con las actividades, ¿hay tanta ansiedad para encerrarse en la cabina y ver una película que seguirá en cartelera al regresar al hogar? A bordo suele haber una interesante selección de series, films y documentales que, aunque no sean estreno, son gratuitas.