Costa Cruceros cree que el naufragio del Concordia mostró "la fortaleza de la marca"

Costa Cruceros cree que el naufragio del Concordia mostró "la fortaleza de la marca"

La compañía prevé cerrar 2012 con un aumento del 13% en volumen de pasajeros

REDACCIÓN

09/12/2012 - 18:26h

Costa Cruceros considera que el naufragio del buque Concordia, que se estrelló en enero con 4.200 pasajeros a bordo en las costas italianas, ha puesto de relieve "la fortaleza" de la marca de la naviera, que tras ver cómo sus ventas cayeron un 60% en las dos primeras semanas, dos meses después comenzó a recuperarse.

"Tras el accidente y en las semanas siguientes la imagen de Costa se vio perjudicada, con un impacto de casi el 60% sobre nuestras ventas y sobre las ventas de todo el sector en su conjunto", reconoce el director general de Costa en España y Portugal, Bernardo Echevarría que, nos obstante asegura que la compañía cierra 2012 con un aumento del volumen de pasajeros de un 13%.

Recuperación tras la tragedia

No obstante, el directivo resaltó que pese a la tragedia, que "no debería haber ocurrido nunca", Costa siguió teniendo el apoyo del distribuidor y del consumidor y logró recuperar sus ventas.

A los dos meses del naufragio, las ventas de la crucerista se recuperaban por encima incluso de las de sus competidores. "Pese a tener precios asequibles, teníamos que tener una imagen fuerte para seguir generando la demanda", explicó.

La facturación crece menos

De hecho, Costa Cruceros prevé cerrar este año con un aumento del 13% en su volumen de pasajeros aunque, eso sí, la facturación no ha crecido en la misma medida. “Crecerá pero en menor medida porque los precios han bajado”, aseguró Echevarría en una entrevista a EP.

Según el directivo, el descenso en el número de cruceristas en los puertos españoles responde a la "importante" crisis de consumo existente, que afecta a la demanda.

Caída de los precios un 25%

A esto se añade que los precios en el mercado nacional de cruceros han caído entre un 20% y un 25% en 2012, lo que repercute en menores ingresos y en los márgenes de las navieras y de los touroperadores en la distribución. "En época de crisis hay que recurrir a precios de crisis y toca ganar menos", admitió.