Vértigo en el crucero: así es el tobogán acuático más grande del mundo

La montaña rusa de Royal Caribbean tiene 244 metros de largo.

Vértigo en el crucero: así es el tobogán acuático más grande del mundo

Royal Caribbean irrumpe en el panorama de los entretenimientos a bordo de los cruceros con un tobogán acuático de 244 metros

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

25/01/2019 - 16:53h

El renovado Navigator of the Seas será lo más cercano a un parque de atracciones en alta mar. Este barco de cruceros de Royal Caribbean contará con el tobogán acuático más largo del mundo: 244 metros que dejarán sin respiración al más valiente.

Esta es una de las tantas atracciones que tiene este barco, que fue el más grande del mundo entre 2002 y 2005, y que pasó por un intenso proceso de renovación en la naviera invirtió más de 100 millones de euros. El objetivo es captar al turista familiar, sobre todo al que busca un crucero para viajar con niños.

Para leer más: Así es la suite más cara del crucero más caro

The Blaster, más que un tobogán, se podría calificar como una montaña rusa acuática: dos personas, en una balsa de goma, son impulsadas por cinco surtidores a presión para tomar velocidad. A partir de ahí, comienza un serpenteante circuito a toda velocidad por tubos traslúcidos amarillos, morados y transparentes, con partes que se exponen al aire libre.

montaña royal 1
En algunos tramos se tiene la sensación de que se caerá al vacío.

El vértigo más audaz

La estructura se encuentra en el último tercio del barco, y se entrelaza con Riptide, otro tobogán acuático que a diferencia de The Blaster, lleva al intrépido ocupante a una caída vertical a toda velocidad y en la que pasa por el exterior del barco en un tramo transparente. En ese momento, la sensación de ser expulsado al medio del océano es total.

La montaña rusa acuática de Royal Caribbean supera por 11 metros al serpenteante circuito de tubos y agua de los cruceros de Disney

Con The Blaster Royal Caribbean supera a los 233 metros de la montaña rusa acuática de los cruceros Disney Dream y Disney Fantasy, y la coronan como la más larga del mundo. Al menos en alta mar.

Parque de atracciones en alta mar

Este barco zarpará desde Miami el 24 de febrero, y realizará cruceros por el Caribe en trayectos de cinco a nueve días.

 

Allí también habrá un espacio para jugar al laser-tag a oscuras, y un cuarto de escape llamado El Observatorio.

Para leer más: El increíble crucero de Carnival que tendrá hasta una montaña rusa

Los nuevos bares estarán inspirados en motivos de la Polinesia, y los flamantes restaurantes ofrecerán comida urbana norteamericana, mexicana e italiana.

El toque chic será el primer bar-salón de belleza, llamado To Dry For, donde será posible realizarse manicura o arreglarse el cabello mientras se prueban nuevos vinos o champagnes.

escape room
El cuarto de escape "El Observatorio", del Navigator of the Seas.

El Navegante de los Mares es el tercero de la flota de diez cruceros de Royal Caribbean que pasaron por un proceso de reformas, que implicaron una inversión de 879 millones de euros.

Cuanto más grande, mejor

Los cruceros pugnan por ofrecer las atracciones más rápidas, vertiginosas o innovadoras. Por ahora el tobogán más grande, pero solo de caída vertical, es el Abyss del gigantesco Symphony of the Seas, que tiene 45 metros de largo donde el pasajero cae y cae durante 13 eternos segundos.

El nuevo barco de Carnival Cruises tiene una montaña rusa de 250 metros de largo

El Mardi Gras de Carnival Cruises, que navegará en el 2020, tendrá una montaña rusa en cubierta con 250 metros de curvas, pendientes y giros abruptos, donde los vehículos podrán alcanzar hasta los 64 kilómetros por hora en los tramos de más aceleración.

En tanto los barcos de Norwegian Cruise Line Bliss y Joy cuentan con una pista de karting de dos niveles ubicada en la cubierta 19, donde los pequeños coches pueden alcanzar hasta los 48 kilómetros por hora.

Paredes de escala, cápsulas que se elevan a 90 metros de la superficie y plataformas con olas para practicar surf son otras atracciones que se encuentran en los grandes cruceros del mercado. En estos casos, la consiga siempre es “cuanto más grande, mejor”.