Alaska se prepara para un aluvión de cruceros

Norwegian Bliss, de 4.000 pasajeros, operará el verano en Alaska.

Alaska se prepara para un aluvión de cruceros

Nuevos barcos de mayores capacidades llevarán más de 1,3 millones de cruceristas este verano a Alaska (+16%), ¿se encamina el destino a la masificación?

Mar Nuevo

Madrid

23/04/2019 - 12:13h

Hace dos décadas, un boom de cruceros en Alaska encendió las alertas de la población local y las autoridades, preocupados por el impacto de alrededor de 600.000 visitantes anuales. Este verano se espera más del doble de esta cifra, un aumento significativo que vuelve a poner sobre la mesa el desafío de la masificación.

¿Cuántos turistas son demasiados? Se preguntaba el periódico local Juneau Empire, justo cuando comienza el desfile de grandes barcos en el puerto de Juneau, donde la gran mayoría de cruceros de Alaska programan una parada.

Al calor de la demanda, las navieras programan nuevos y, sobre todo, mayores barcos en Alaska que, esta temporada, llevarán un 16% más de cruceristas a la zona, hasta 1,3 millones

[Para leer más: El objetivo de los cruceros: superar los 30 millones de pasajeros]

Más barcos y más grandes

Al calor de la demanda, las navieras programan nuevos y, sobre todo, mayores barcos en Alaska que, esta temporada, llevarán un 16% más de cruceristas a la zona.

El puerto de Juneau solo puede recibir cinco grandes cruceros simultáneamente, lo que exigirá una mayor planificación para acomodar la operación y, sobre todo, reducir el impacto sobre la comunidad local y el medio ambiente y, sobre todo, preservar ese encanto como destino misterioso que ha atraído a los viajeros durante generaciones.

Norwegian Cruises es una de las que apuesta decididamente por este destino, donde hará debutar en 2021 al Norwegian Encore, que realizará cruceros de siete días junto a su barco gemelo, el Norwegian Bliss, con capacidad para 4.000 pasajeros cada uno

Norwegian Cruises es una de las que apuesta decididamente por este destino, donde hará debutar en 2021 al Norwegian Encore, que realizará cruceros de siete días junto a su barco gemelo, el Norwegian Bliss, estrenado el pasado año, con capacidad para 4.000 pasajeros cada uno.

Mientras llega el Encore, la compañía anunció el cambio de itinerario de su barco adaptado para el mercado chino, el Norwegian Joy que, ante el enfriamiento del mercado asiático, navegará por aguas de Alaska este verano, tras una remodelación de 50 millones de dólares (44,43 millones de euros). Este barco añadirá otros 3.900 pasajeros en cada uno de sus itinerarios.

Norwegian Joy fue concebido para el viajero de China. Pero será destinado a Alaska.
Norwegian Joy fue ideado para el mercado chino, pero será destinado finalmente a Alaska.

Sobre este viraje, el presidente y director general de Norwegian Cruises declaró que “China es un buen mercado, pero no es tan bueno como Alaska”.

[Para leer más: Los nuevos y más espectaculares cruceros de 2019]

Más navieras se suman a la fiesta

El buque Ovation of the Seas de Royal Caribbean, con capacidad para 4.180 pasajeros y el Royal Princess de Princess Cruises que transporta a 3.600 cruceristas también se desplegarán en la zona, haciendo el destino más competitivo que nunca –e introduciendo también mayor presión sobre los precios-.

Otros gigantes del mar como el Ovation of the Seas de Royal Caribbean, con capacidad para 4.180 pasajeros y el Royal Princess de Princess Cruises (3.600) también se desplegarán en la zona, haciendo el destino más competitivo que nunca

De hecho, según recoge Skift, en una conferencia en la pasada edición de la feria Seatrade Cruise Global, la analista de Infinity Research, Assia Georgieva, señaló el descenso de los precios como consecuencia de la mayor oferta de plazas de Norwegian.

"Aún así”, señaló, “para los buques que operan en Alaska, el promedio por día es mucho más alto que en China o el Caribe”. En su opinión, sin embargo, “en un periodo de ajuste de tres años, volveremos a la normalidad".

En el mismo panel, el analista de Sanford C. Bernstein, David Beckel, dijo que cree que Alaska aún tiene espacio para crecer, espoleado por una demanda creciente.

Carnival se hace fuerte en Alaska

El gigante Carnival, por su parte, opera con 17 barcos en la zona, lo que supone un incremento de su capacidad del 8% respecto al pasado ejercicio. Entre sus novedades se cuenta un barco de Cunard, el primero de la firma en 20 años que surcará las aguas de Alaska.

El gigante Carnival, por su parte, opera con 17 barcos en la zona, lo que supone un incremento de su capacidad del 8% respecto al pasado verano

Según su vicepresidente para América del Norte, Josh Leibowitz, se trata de una respuesta de la compañía a las demandas de sus clientes: “la gente quería ir, y por eso estamos aquí”.

Cunard operará este año por primera vez en Alaska.
Cunard operará este año por primera vez en Alaska.

Otra de sus marcas, Princess Cruisses, protagoniza este año el mayor despliegue de su historia en la zona, con un total de siete barcos, incluido el Royal Princess.

Holland American Line, que opera este mercado desde hace 70 años, ofrecerá esta temporada ocho buques, alguno de ellos nuevos. Su presidente, Orlando Ashford achachó a la euforia en la zona la incorporación de nuevos actores pero señaló la necesidad “de ir con alguien que lo ha estado haciendo durante un tiempo”.

En su opinión, los barcos de su compañía, con capacidad para alrededor de 2.000 pasajeros, son más adecuados para el destino que los nuevos y gigantescos buques que se están añadiendo.

"De hecho”, agregó Ashforod, “creo que mayor tamaño va directamente en contra de la propuesta de valor de experimentar Alaska”. “Quieres ir a experimentar Alaska con Alaska, no con todos”, apostilló.

Impacto local

Al calor del incremento de barcos y cruceristas, las navieras y las autoridades locales han invertido en infraestructura para gestionar mejor los flujos y ampliar la oferta para los pasajeros.

Al calor del incremento de barcos y cruceristas, las navieras y las autoridades locales han invertido en infraestructura para gestionar mejor los flujos y ampliar la oferta para los pasajeros 

Ahora, mientras se acerca la fecha del inicio de la temporada, la población se prepara para el aluvión de turistas: las tiendas se surten, los restaurantes se renuevan y las empresas de servicios preparan nuevas propuestas.

El programa Tourism Best Management Practices, que comenzó en 1997 con 15 pautas, ahora tiene 98. Incluye información útil para los pasajeros e indicaciones sobre calles a evitar, horarios de salidas de tours y prácticas de observación de vida silvestre, entre muchos otros.

Más de 80 compañías se han registrado en este programa, incluidas líneas de cruceros, operadores turísticos, restaurantes y minoristas. Sus responsables señalan que están en una posición “mucho mejor” para manejar el crecimiento de lo que estaban a mediados de los noventa.